Alquilar un coche en Estados Unidos: nueve consejos muy útiles

Aunque la Ruta 66 acapara toda la atención mediática, son muchas las rutas en Estados Unidos que merecen ser recorridas con toda la parsimonia e independencia posibles. Para que lo puedas hacer, el buscador de vuelos Skyscanner ha elaborado una guía para alquilar un coche en Estados Unidos: Comprueba que tienes toda la documentación necesaria El primer paso es comprobar que tienes toda la documentación que piden cuando intentas realizar el alquiler de coche en Estados Unidos.

No hay nada más frustrante que llegar al mostrador de la compañía de alquiler y darte cuenta de que tienes el carnet de conducir caducado o tu tarjeta de pago no es válida. Aunque es aconsejable tener el carnet de conducir internacional, no es obligatorio, con lo que uno nacional en vigencia debería bastar. En cuanto al modo de pago, es mejor llevar siempre una tarjeta de crédito ya que la mayoría de las compañías de alquiler de coches en Estados Unidos no aceptan el pago con una de débito y, si lo hacen, necesitan cobrarte – o bloquearte – el depósito en una de crédito.

Compara los precios de las distintas agencias de alquiler

El mercado de alquiler de coches en Estados Unidos vive en una constante competencia feroz. Aunque las empresas Premium –de mayor calidad, pero también de precio superior– han sido, históricamente, las más utilizadas, en los últimos años las agencias low cost han ido abriéndose paso en el mercado. Hertz, Enterprise, Avis, Europcar y Alamo son algunas de las más conocidas. Conviene comparar los distintos precios de las compañías, estar atento a las ofertas y paquetes –como los que incluyen vuelo, hotel y alquiler– y elegir en función de la mejor relación calidad/precio posible.

Familiarízate con la conducción de un coche automático

Si estás acostumbrado a conducir un coche con cambio de marchas manual, más vale que vayas practicando con uno automático. La mayor parte de la inmensa flota de coches de alquiler estadounidense son de este tipo. La verdad es que no es nada complicado acostumbrarse y, una vez lo has logrado, hace que la conducción sea más sencilla (aunque puede que consumas algo más de carburante). Si prefieres conducir un coche manual, debes avisar a la compañía de alquiler con antelación, para que consulten su disponibilidad de vehículos de este tipo para la fecha solicitada.

La edad importa

La edad mínima con la que se pueden alquilar coches en Estados Unidos es 21 años y no los 18 o 19 que suelen aceptar en España y Europa. Además, la mayoría de agencias de alquiler imponen penalizaciones a los conductores que tengan entre 21 y 24 años, encareciendo el coste diario del alquiler. Parece ser que los 25 años es la edad considerada como «madura» en el ámbito de la conducción de vehículos.

Elige adecuadamente el tipo de coche que necesitas

Mirador en el Gran Cañón- REUTERS/Robert Galbraith

Antes de alquiler un coche en Estados Unidos, debes tener clara la ruta que vas a recorrer. Se trata de un país enorme, con unas diferencias paisajísticas, climáticas, orográficas y urbanísticas realmente importantes. Por ejemplo, si en tu viaje vas a recorrer diversas zonas urbanas, quizá lo mejor sea un coche de potencia media y pequeño tamaño. Sin embargo, si vas a recorrer algunos de los grandes parques naturales del país, quizá te convenga un 4x4 o un SUV, de gran potencia y capacidad.

Ten en cuenta las normas de tráfico de los distintos estados

Motoristas en la Ruta 66- VÍCTOR MUNTANE

A pesar de encontrarte en un país de descendencia anglosajona, en Estados Unidos se conduce por el mismo lado de la carretera que en España y la mayor parte de países europeos. Hasta ahí bien. Sin embargo, cada estado del país puede tener unas normas de tráfico distintas. Antes de comenzar el viaje, debes saber qué estados vas a recorrer y comprobar cosas como límites de velocidad y señalización de las carreteras.

Debes asegurarte de a qué lugares puedes llevar tu coche de alquiler

Muy ligado al punto anterior. Al ser un país federal, alquilar coches en Estados Unidos te obliga a ser consciente de en qué estados puedes conducir. Ello dependerá de las condiciones internas de la agencia de alquiler que elijas. No todas aceptan el cambio de estado, aunque la mayoría sí lo hacen. También suele ser habitual que se permita cruzar a Canadá, pero no a México.

Una de las políticas favorables muy común en Estados Unidos es la de One Way. La mayor parte de las agencias de alquiler te permiten recoger el coche en un punto y dejarlo en otro distinto, sin tener que regresar al punto de origen del viaje.

Aunque se suele pagar una tasa adicional por este servicio, es algo realmente ventajoso cuando queremos realizar un gran road trip de muchos kilómetros.

Equípate con un buen sistema de GPS

Aunque Estados Unidos es uno de los países más desarrollados del planeta, posee vastas extensiones de tierra que se encuentran poco habitadas, donde la naturaleza es la gran protagonista y perderse puede suponer un serio contratiempo. Como ejemplo, podemos poner el estado de Alaska, inspirador de grandes viajeros, tanto a pie como en coche.

Para solucionar este problema, si quieres alquilar un coche en Estados Unidos lo mejor es que te hagas con un GPS que funcione a la perfección y tenga cargados mapas de carreteras actualizados. Si no dispones de uno fiable o no tienes claro si va a funcionar allí, lo mejor es alquilar uno directamente de la agencia.

Infórmate adecuadamente sobre los seguros

El tema del seguro es siempre algo sobre lo que debes informarte con gran minuciosidad y, tras ello, elegir adecuadamente. Todas las compañías de alquiler de coches en Estados Unidos van a ofrecerte varios tipos de seguros. Lee sus condiciones y características con cuidado, y contrata el que mejor se ajuste a tus necesidades (para lo cual debes saber qué tipo de ruta vas a realizar).

Ten en cuenta que en este país cualquier pequeño percance suele conllevar trámites judiciales que consumirán mucho tiempo y dinero, por lo que puede ser recomendable incluir el asesoramiento legal en tu seguro. El que no te puede faltar es el de asistencia en carretera. Las carreteras estadounidenses parecen ser propensas a reventar neumáticos. Si vas a conducir por ellas durante semanas –recorriendo, por ejemplo, la mítica Ruta 66– la probabilidad de un pinchazo es realmente elevada. El precio del servicio de asistencia suele ser bajo (unos 5 o 6 dólares diarios). Lo mismo ocurre con el tema del conductor adicional. Suele estar incluido en la tarifa, pero, para evitar cargos extras, es mejor comprobarlo con antelación. .

abc.es »

Tags: #estados #alquiler #unidos #coche #ser #aunque #mejor

2017-5-28 02:43