Aún hay vida en Olmeda de la Cuesta

Hace siete años Olmeda de la Cuesta, en la Alcarria conquense, era el municipio más envejecido de España y José Luis Regacho, su alcalde, deseó en voz alta que ojalá el pueblo«siga existiendo dentro de diez años».

Estaba desesperado y, como tal, lanzó un mensaje de auxilio vía medios de comunicación: ofrecía solares (casi) gratis a quienes se instalaran en su pueblo.

Aún no ha pasado una década, pero Olmeda sigue con vida. Incluso se podría decir que ahora respira un poco mejor. Al SOS lanzado por Regacho respondieron once familias: hay cuatro nuevas viviendas, otras tres están en construcción y otras cuatro más en proyecto.

La pena es que de los 15 vecinos que residían de manera habitual en Olmeda hace siete años, ya se han muerto el 70 por ciento. Entre ellos la madre del propio regidor, fallecida el año pasado. Además, las muertes han provocado que los maridos o las mujeres viudos se hayan ido a vivir con sus hijos, ante la imposibilidad de quedarse solos en esta pequeña población. Lo cual ha hecho que ahora en Olmeda solo vivan a diario unas cinco o seis personas, aunque el último dato de empadronamiento del INE diga que tiene 29 habitantes.

Pese a ello, «hemos conseguido despertar el interés de la población por el pueblo», explica su alcalde, sobre aquel mensaje de auxilio que lanzó hace siete años. Ahora hay gente vinculada a este pequeño enclave alcarreño que vuelve muchos fines de semana. De hecho, se ha creado una asociación de vecinos que cuenta con 200 socios y que organiza actividades todos los meses, como marchas cicloturistas o campeonatos de petanca.

Paseo etnográfico

Regacho dice que sigue trabajando en propuestas que no solo atraigan a vecinos, sino también a turistas. En los últimos años se ha ideado un paseo escultórico y un invernadero para fomentar el uso de los huertos de autoconsumo. Además, en breve se inaugurará un mirador con un merendero desde el que se verá buena parte de la comarca.

También se última un paseo etnográfico embellecido con árboles singulares de cada una de las comunidades autónomas. En este sentido, se ha pedido al Gobierno vasco que ceda a Olmeda un ejemplar del árbol de Guernica y se pretende conseguir un olivo de Jerusalén (Israel). «Queremos crear un paseo con historia, con sentido», agrega el alcalde.

Con todo, Regacho no se engaña a sí mismo. Reconoce que las personas «de 40 ó 50 años son los más jóvenes» del pueblo. Una triste realidad que se repite en las comarcas de la Alcarria y la Serranía, que «están condenadas a estar despobladas porque no hay gente joven que renueve los pueblos». En suma, la despoblación es como «una muerte lenta» de la que «ningún pueblo de Cuenca se está librando». .

abc.es »

Tags: #años #olmeda #pueblo #regacho #paseo #siete #ahora

2018-1-8 02:43