Новости


Las federicas

Rajoy ha ganado a los independentistas porque antes fue capaz de superar a las federicas histéricas y ser fiel a su estrategia de no aplicar ni un gramo más de la fuerza que es en cada caso necesaria.

A propósito de Cataluña

A nivel personal, quizás sea por las experiencias vividas, no he soportado nunca la mentira, es algo que me sobrepasa y puede conmigo. No me creo nada de los que mienten por sistema y si encima la adornan con demagogias baratas, todavía lo «odio mas».

Total... ¿Qué?

Siete de la tarde, más o menos. Tarde de sol y moscas en esta Sevilla de otoño que más parece un trampantojo de primavera que otra cosa. Entra un sol redondo y amarillo por la ventana que da al oeste, a la Huelva que nos brinda atardeceres prodigiosos y tal y tal.

De la ofensa intolerable a la nueva España posible

Tanto tiempo hace que España tolera lo intolerable y pretende que nada que se haga y diga en su ofensa y oprobio tiene importancia que habrán sido muchos los españoles que hayan visto el dantesco esperpento del parlamento catalán como un mero espectáculo político más.

Todo y quizás nada

Lo que ha pasado hoy es extraño. «Ni DUI, ni 155» decían algunos (algunos «ninis»). Y ha habido los dos, pero como si no los hubiera habido. El 155 no será el Vietnam administrativo que iba a ser (es un artículo no pensado para la «ocupación» institucional de la que habló Rajoy) y la DUI se queda en jolgorio de fin de semana.

Recuperar la sonrisa

El día más convulso políticamente de nuestra historia reciente culminó este viernes con un rescate forzoso de la democracia, que había sido secuestrada en Cataluña, y una convocatoria de elecciones que corre el riesgo de ser prematura en vista de que el clima emocional no parece el idóneo.

Aquí radio Madrid

No sé si a usted le pasa igual: estoy ya hasta la barretina de tanto separatista catalán. A los que, por cierto, muy cobardemente, incluso los que defienden la Constitución no se atreven a llamarlos por este nombre, y les dicen «secesionistas», que me suena más a emancipación virreinal («Hispaniarum et Indiarum Rex») que a su tenaz intento de romper la unidad nacional.

El bando equivocado

El movimiento independentista es una catástrofe descomunal para Cataluña y para España, una calamidad que estraga la economía y envenena la convivencia con un encono dañino. Pero no hay infortunio, por sombrío que parezca, en el que no se pueda abrir alguna ventana, siquiera colateral, de optimismo.

Se rompió la Play

Tal vez hayan oído hablar del "síndrome de la Play". En la nebulosa de algunas psiques, la vida real vendría a ser como una partida de PlayStation, donde si te pasa una calamidad o provocas un estropicio siempre puedes reiniciar, empezar desde cero sin daños mayores.

El ridículo

Se lo advirtió Tarradellas: "Lo que no podemos hacer es el ridículo". Posiblemente lo pensó al ver el apoteósico recibimiento que le tributaron, preludio de los excesos posteriores hasta llegar a la penosa situación actual.

Mafias de la «okupación»

Los datos oficiales son contundentes: en Madrid, el 75% de las ocupaciones ilegales de viviendas son cometidas por grupos organizados. La estadística fue ofrecida por la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, quien destacó la eficacia de los procedimientos judiciales rápidos para la recuperación de las viviendas ocupadas ilegalmente.

Ya no bastan solo las elecciones

Puigdemont ha convertido el proceso separatista de Cataluña en una tragicomedia esperpéntica de consecuencias devastadoras. Durante las últimas 24 horas, y en un ejercicio de desquiciamiento personal, ha permitido inútiles especulaciones sobre si acudiría o no al Senado para mantener un cara a cara con el Gobierno.

Mogambo

«Mogambo», de John Ford, es un adulterio de Clark Gable y Grace Kelly famoso porque la censura, para evitar el adulterio, cayó en el incesto mediante la manipulación de los diálogos que convertía en hermanos al matrimonio Grace Kelly-Donald Sinden.

¿Amable abuelita?

Hemos arribado a una era donde la superficialidad es el barniz de lo correcto, donde sensación suple al conocimiento. Pensar va camino de convertirse en una frikada; viste más largar latiguillos bien pensantes, eslóganes facilones que embadurnan la psique colectiva, como un chicle pegado al zapato de la inteligencia.

Si quiere dialogar, en el Senado

El procedimiento previsto por el Reglamento del Senado para la tramitación de la propuesta del Gobierno con las medidas amparadas por el artículo 155 de la Constitución prevé que el presidente de la comunidad autónoma afectada realice alegaciones ante la comisión especial constituida para la aplicación de este precepto y designe a un representante para comparecer ante el pleno de la Cámara Alta, que debe convalidar las medidas ejecutivas.

No quitéis las banderas

No descuelgues aún esa bandera de tu balcón porque el aliento moral que expresas con ella va a continuar siendo necesario. Porque el Estado al que querías defender con ese gesto sigue pendiente, acaso más que nunca, de tu respaldo.

Abandonad toda esperanza, golpistas

Al fin van a perder el poder en Cataluña quienes llevan años utilizándolo para atentar contra el Estado democrático de Derecho. Al fin se anuncia la activación del artículo 155 de nuestra Constitución, previsto precisamente para salvaguardar sus garantías.

Fin a la máquina secesionista

Una de las múltiples e importantes tareas que deberá desempeñar el Gobierno cuando, finalmente, entren en vigor las medidas derivadas de la aplicación del artículo 155 de la Constitución será desmantelar la amplia y engrasada «administración paralela» que han creado los nacionalistas catalanes con el único fin de alimentar el independentismo.

Se acabó lo que se daba

Se acabaron los timos, los trucos, la tolerancia con los tramposos. Se decía que a Rajoy le faltaba valor para declarar el artículo 155. Que, de hacerlo, iba a ser en su mínima expresión: interviniendo sólo a los Mossos y a la Hacienda catalana.

El gas del globo

Muy a mi pesar, en estos momentos no me encuentro practicando el olímpico deporte de levantar potes y pinchos por alguna calle de los vinos del País Vasco. Si estuviese allí, digamos que en la bilbaína Pozas –y que mi mujer donostiarra me perdone el ejemplo–, podría llevar a cabo un pequeño experimento sociológico.

Un gran día

Un día para recordar el de ayer. Para todos. Pase lo que pase, pasará a la historia como el día en que España decidió defenderse. Defenderse de las consecuencias de sus propios errores. Por primera vez en cuarenta años un gobierno español no ignora ni contenta a los enemigos.

Aitor

La historia, dice Ortega, quien siempre parece escribir desde la barra de Embassy, es, como la uva, delicia de los otoños. Y achaca la peculiar idiosincrasia española… a la «alcoholización romanística de los godos», y me figuro a Juncker, el chisposo ordenanza romanístico de la goda Merkel, cantando «Soy de la raza mora, vieja amiga del sol» en El Garlochí de la sevillana calle Boteros.

La democracia vuelve a Cataluña

Nuestra democracia entró ayer en una nueva fase para la pervivencia del sistema constitucional de 1978. Las consecuencias de la aplicación del artículo 155 por primera vez en la historia son imprevisibles, pero ello no obsta para sostener que la decisión adoptada por el Gobierno era imprescindible e inevitable.

155 a gasoil

Yerra Mariano Rajoy cuando, para justificar la invocación del artículo 155 -como si a estas alturas lo necesitara-, dice que no puede haber una parte de España donde la ley no exista. Yerra porque en Cataluña sí existe y rige la ley española, como se encargan de demostrar los jueces; lo que no ha existido hasta ahora es un poder decidido a aplicarla con pulso firme y resuelto.

Sin medida ni precio

Misioneros españoles por el mundo. No me refiero al estimulante programa de televisión, sino a esa gran familia de hombres y mujeres que han sacado de su espíritu lo mejor que tenían para poner en las manos de Cristo y que él lo enviara donde más lo necesitara.

Rechazo frontal al secesionismo

La entrega de los Premios Princesa de Asturias 2017 que tuvo lugar ayer en Oviedo escenificó, como todos los años, la gratitud y el reconocimiento expreso de toda la sociedad a los grandes adalides de la ciencia, el arte y el deporte a nivel mundial, pero también la férrea defensa de los profundos valores morales y democráticos que inspiran estos galardones frente a todos aquellos que pretenden vulnerar el Estado de Derecho y quebrar la convivencia social, como es el caso de los separatistas catalanes.

Cartas iban y venían

Cartas entre Barcelona y Madrid. La copla, en realidad por sevillanas, hablaba de las cartas que viajaban entre Londres y Madrid en las que Alfonso XIII y Victoria Eugenia (que bien parecía) se declaraban su amor y preparaban la boda en la capital de aquel endemoniado país del que ella, con los años, salió sacudiéndose hasta el polvo de las zapatillas.

La trama civil

Todo golpe insurreccional, aunque nazca como el de Cataluña de las instituciones, necesita de una fuerza popular de choque. El soberanismo, que ha convertido a los Mozos de Escuadra en su cuerpo de seguridad privado, tiene su brazo cívico ramificado en dos plataformas que lleva años cebando con subvenciones.

El bailarín de las aguas

Nobles, cortesanos y plebeyos, reunidos en el silencio de la noche de sus casas, decretaron que la gastronomía daba sentido a sus vidas y les otorgaba distinción social. Así pues, hablar de comida, de platos extravagantes salidos del horno de la invención, se ha convertido en una fiebre que casi atormenta las reuniones sociales.

Lo que nadie calculó

Imaginamos todos los escenarios posibles tras el 1-O. Menos uno. El de la resurrección del nuevo patriotismo español. Ni lo calcularon los independentistas ni tampoco el Gobierno y los grandes partidos nacionales.

Los «Jordis», en el talego; nada nuevo en Cataluña

Ni se ha desprendido el firmamento ni han vomitado fuego las alcantarillas. Los Jordis están en el talego y el fuelle callejero del soberanismo parece que va perdiendo aire. Son las consecuencias de no dosificarse.

Ole, maestro

No hay artista más ecuménico en España que Joaquín Ramón Martínez Sabina, ubetense de 68 años bien baqueteados, hijo de comisario de policía y artesano de las metáforas perfectas. Callejero y culto.

Cómplices del separatismo

El carácter anticonstitucional del proceso separatista es un polo de atracción para la extrema izquierda, que confluye con los independentistas en el propósito común de reventar la Constitución de 1978 y, con ella, el consenso de la Transición y la concordia nacional.

La venada

Ortega es un gran escritor y un pésimo político que de la Agrupación al servicio de la República pasa a la Agrupación al servicio de las Rectificaciones. «No es esto, no es esto», dice en diciembre del 31.

Elogio de la cobardía

Hablemos, pues, de Kósovo. Ya que la CUP y Puigdemont han descubierto ahora en Kósovo su modelo para el Edén Catalán que planifican. Kósovo es hoy un famélico territorio sin estatuto legal desde 1999, económica y socialmente destruido.

El «procés» entra en prisión

El ingreso en prisión provisional de los máximos dirigentes de Òmnium Cultural y Asamblea Nacional Catalana, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, es la consecuencia legal inevitable de su participación activa en los tumultos de los días 20 y 21 de septiembre.

El fuego no puede quedar impune

La ola de incendios que desde el fin de semana asuela Galicia y parte de Asturias constituye un grave atentado contra el medio ambiente, pero, sobre todo, contra la población, ya que el fuego se ha cobrado cuatro víctimas mortales y varios heridos por quemaduras, tras alcanzar numerosos pueblos y núcleos urbanos, además de arrasar miles de hectáreas de monte, dañando incluso varios espacios protegidos.

Cataluña es una mujer

Cataluña es una mujer –aún hermosa pero entrada ya en esa edad en la que no puede pensar que todavía es joven– tratando de culpar a su marido de una insatisfacción que no tiene forma ni motivo pero que la hunde sin remedio en la amargura.

Eleanor Rigby

Desde hace casi cincuenta años, millones de admiradores de The Beatles vienen discutiendo quién fue su genio supremo, si Lennon o McCartney. La mayoría se inclina por John, pues siempre viste más el supuesto iconoclasta que el modosito.

La catarsis

Manuel Delgado Ruiz, doctor antropólogo y profesor del Instituto Catalán de Antropología, está preocupado como separatista que es ante la posibilidad de que finalmente el gobierno español, que durante años ha mirado hacia otro lado mientras la Generalidat preparaba hasta en sus detalles el golpe de Estado, tome alguna decisión para poner fin a la mayor agresión que sufre España desde la guerra.

Maduro ensucia las urnas otra vez

Unas elecciones libres y limpias en Venezuela no son posibles mientras las siga organizando el régimen chavista. En Venezuela hace tiempo que se usurparon todos los mecanismos legales y legítimos para poder hablar de libertad ante las urnas.

Trapero, sedición flagrante

Tras su primera declaración ante la Audiencia Nacional, el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, salió más tranquilo que como entró: sin medidas cautelares, sin inhabilitación alguna y con el mismo mando sobre 17.

La hora de España

La agresión separatista en Cataluña está produciendo el beneficio de reencontrar a los españoles con su sentimiento patriótico. La absurda asimilación de la bandera y del himno nacionales al régimen franquista ha hecho mucho daño a la unidad de los españoles en torno a sus símbolos, cuya exhibición quedaba reservada a los éxitos de la selección de fútbol.

La vía eslovena en Cataluña

Durante las últimas dos semanas hemos oído hablar reiteradamente de la «vía eslovena» como fórmula para aplicar en Cataluña tras la independencia aplazada del 10 de octubre. Y sus promotores creen que estamos inmersos en esa vía: han declarado la independencia y ahora intentan que alguien les reconozca mientras pasan los días que el Gobierno ha dado a Puigdemont para que aclare qué fue lo que pasó el último martes en el Parlamento catalán.

Premios

No sabemos qué hará Puigdemont con el burofax, si se subirá a una silla al verlo como si se tratara de un ratón o lo usará para envolver el pescado como decía Walter Lippmann que terminaban las primicias de la víspera.

Explicar fuera la batalla

Muchos españoles han quedado estupefactos ante la forma de informar de la prensa extranjera sobre la crisis en Cataluña. Unos se han sentido injustamente tratados porque han visto mucha mala fe, que la ha habido.

La Constitución, ni precio ni problema

El Gobierno y el PSOE merecen un margen de confianza, pero no un cheque en blanco sobre Cataluña, por lo que deben explicar en qué consiste el acuerdo por el que los socialistas toleran la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución a la Generalitat y el Gobierno, a su vez, acepta una comisión que estudie la reforma de la Constitución de 1978.

Лучшее

El ojo de Hugo Chávez

Le escuché decir una vez a Pablo Iglesias que «si el intento de que no ganemos las elecciones se va a fundamentar en hablar de Venezuela, vamos a arrasar», por lo que cabe deducir que si no arrasaron en las últimas elecciones, es porque se habló poco.

El error de Europa

Está escrito que los dos mayores problemas de Europa, y por tanto de España, son hoy el yihadismo y los flujos migratorios. Eludir afrontarlos no significa que no existan. Ni impide que se agraven.

Актуальное

Trump: los muros de su cerebro

El presidente de Estados Unidos solo confía en sus “pulsiones” sicopáticas y en los que adulan sus modos insultantes y engañosos. Sus políticas proteccionistas y el rechazo a la globalización llevarán al país a la decadencia como “primera potencia”

4 alternativas gratuitas para crear encuestas rápidas desde el navegador

Como ya sabréis, con frecuencia os recomendamos diferentes herramientas para hacer encuestas a través de Internet. A pesar de que herramientas como Twitter nos permiten crear encuestas sin demasiadas complicaciones, es probable que estés buscando formas alternativas de poner en marcha tu propia encuesta.