Новости


Comisión de la Verdad y tonto útil

Hay denominaciones que son peligrosas en sí mismas. Una de ellas es la de Comisión de la Verdad. Ni el escalofriante Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas publicado en Argentina al final de las sangrientas dictaduras militares y prologado por Ernesto Sábato llegó a tener ese nombre.

Primeros logros

Mientras media España se hace cruces con un vídeo crítico con el equipo de Soraya, vitriólico, pero normal en cualquier liza de primarias, se habla menos de las proezas de nuestro presidente Sánchez, quien con solo el 25% de los escaños ya ha logrado numerosos éxitos: 1.

Arquitectos en el purgatorio

El Príncipe Carlos puede ser un snob vestido de tweed y un poco fuera de la realidad, pero a ratos tiene intuiciones atinadas, como su temprana apuesta por la agricultura ecológica. Otra de sus causas es la defensa de la arquitectura tradicional.

Consultas

Hace varios años, en un juicio por querella interpuesta contra mí por un plumilla abertzale, su abogada requirió la presencia de la RAE para dictaminar sobre el significado de un párrafo de uno de mis libros en el que quería ver una imputación de pederastia a su representado.

El antisemitismo en el espejo

EL pasado fin de semana, el mayor diario de Israel, «Israel Hayom», publicó a toda pagina mis declaraciones como presidente de ACOM (Acción y comunicación para Oriente Medio). Algunas personas han mostrado su sorpresa por el titular del artículo, que destacaba similitudes entre la España de hoy y la Alemania de los años treinta en lo que respecta a los judíos.

La mano que mueve la cuna de Sánchez

Últimamente ha visitado el Palacio de La Moncloa uno de los personajes más inquietantes de Occidente, George Soros. Él ha sido una de las primeras personalidades internacionales que ha recibido el presidente del Gobierno tras su asalto al poder.

Ganas de molestar

La historia de mi familia es la de tantas otras. Cuando mi padre con su esfuerzo ganó dinero partiéndose la cara con las olas del Gran Sol, lo primero que hizo fue enviar a sus mocosos de parvulario al mejor colegio de la ciudad.

El arte de ser feliz

Días atrás tuve el privilegio de entrevistar al cineasta Garci, personaje cervantino y prodigioso conversador. En un momento dado, se puso serio -dentro de lo que cabe- y comenzó a filosofar. Entonces soltó su receta para ser feliz, que resultó sencilla: no ser envidioso.

Sánchez y la guerra sucia

Alonso Cuevillas, el abogado del prófugo por rebelión, sedición y malversación, Carles Puigdemont, le ha exigido abiertamente al Gobierno de Pedro Sánchez que «neutralice al partido Vox», única acusación particular presente contra los golpistas.

La casilla «cárcel»

Sigo sin conocer oficialmente a Régis Debray. Sin embargo y sin razón ninguna se mezclaron nuestros dos nombres en 1967 cuando los dos fuimos apresados. En su caso como recluta de la tiranía castrista.

¡Ánimo, alemanes independentistas!

Cuesta pensar que si un presidente regional alemán organizara un referéndum ilegal y proclamase una república independiente en cualquiera de los lander de aquél país, los tribunales correspondientes se preocupasen sólo de si tal acción fuera organizada con dinero público.

El fin y los medios

Una de las cosas que escuché ayer a Quim Torra y a los independentistas catalanes es que Europa les ha dado la razón. Me parece excesivo identificar el continente con un tribunal de Schleswig-Holstein.

La camiseta

A ese hijo o a ese nieto que te interroga desde la mirada brumosa del desencanto, dile que su camiseta del 7 no ha caducado. Que se la vuelva a poner, cuando lo lleves al campo, con la misma ilusión del día en que la recibió como regalo.

«No» no es «no»

No pediré a la señora Calvo que lea a Jacques Lacan: «amar es dar lo que no se tiene a quien no lo quiere». Pero alguien, en su ministerio, debería reflexionar sobre las consecuencias psiquiátricas de lo que enunció anteayer como antesala de ley: que «lo que no es un sí es una violación».

Ideología en vena

Resumiendo muchísimo, la diferencia decisoria entre el liberalismo y el socialismo radica en que el primero intenta asumir al ser humano tal como es, mientras que el segundo aspira a cambiarlo aplicándole un molde ideológico que lo concibe como un ser angélico.

Dios salve al Brexit

Preparado para echar la tarde con el bautizo del tercer hijo de los Duques de Cambridge, el público británico tuvo ayer que cambiar de planes y de cadena para seguir un nuevo episodio del serial del Brexit, realizado en directo, como el final de «Velvet».

Los intereses de Mogherini

Desde el pasado 30 de mayo ABC ha ofrecido tres entregas sobre un sorprendente personaje de la diplomacia española que ha logrado hacer carrera en la diplomacia de la UE a la sombra de la Alta Representante, Federica Mogherini.

Triquiñuelas

Las dos horas y media de charla «sincera» de los dos presidentes en La Moncloa pueden reducirse al silogismo: «Si estamos de acuerdo en que el problema catalán es un asunto político, cualquier solución política pasa por el derecho a la autodeterminación».

Las verdades inmorales

Decir en Alemania que la inmigración musulmana reciente ha traído al país un antisemitismo brutal y un colapso de la seguridad para las mujeres es decir una verdad que todos conocen. Pero es una verdad que una persona de proyección pública no puede expresar sin consecuencias.

El valor de la deslealtad

Ya lo verbalizó el presidente de Cs tras el éxito de la surrealista moción de censura del pasado 1 de junio que tumbó al expresidente Rajoy y que dio paso a un sucesor, a priori, totalmente hipotecado.

Amigos y rivales

Fíjense en la mano izquierda de Sánchez al recibir a Torra en la escalinata de la Moncloa: si la alarga hasta el codo de su visitante mientras las diestras se estrechan, como hizo en Tarragona, o no.

Dialógo o comedia

La izquierda sólo tiene un rival a su altura en la creación de marcos de propaganda, y son los nacionalistas, expertos en inventar y divulgar mitos políticos con un altísimo índice de eficacia. Juntos forman un tándem imbatible, una auténtica máquina publicitaria capaz de vender la cita Pedro Sánchez con Torra como un acontecimiento de excepcional relevancia.

Fiesta, orgullo y prejuicio

Ni los miles visitantes que acuden a Pamplona estos días van precisamente a rezarle a San Fermín -no hay más que verlos, con el misal en la mano-, ni los turistas que, también por miles, recalan este fin de semana en el centro de Madrid lo hacen para manifestarse por los derechos y la visibilidad de una minoría transexual.

La derecha necesaria

España no tiene el gran partido de la derecha política sana, razonable, lógica, sensata y democrática que necesita. De una derecha orgullosa de serlo y decidida a defender su ideario y su proyecto.

Contraindicaciones

EL sistema electoral de las primarias del PP lo ha cargado el diablo. La doble vuelta mixta revela una notable desconfianza en los militantes al permitir que su veredicto lo revoquen los compromisarios, siempre más permeables, en teoría, a la voluntad del aparato.

Aguante, Elvis

En el verano de 2010 fui de vacaciones a Cascais, el pueblo costero de Portugal, con la mujer que quería y quiero (y disculpen esta incorrección política justo en el día del desfile arcoíris). Caía mucho calor, demasiado para un norteño.

La renovación

Puede que la situación sea un tanto confusa. El Partido Popular está poniendo en práctica un sistema electoral verdaderamente disparatado, pese a su intención de democratizar. Emplear dos cuerpos electorales diferentes en cada una de las fases del proceso de elección es algo propio de una democracia limitada.

Te quedaban mejor las gafas

Te quedaban mejor las gafas de sol de la foto que te tomaste en el Falcon que este Obama caduco y nefasto. Puestos a rellenar el álbum de posados es mejor que en adelante escojas objetos hermosos que siniestros gobernantes que tanto daño nos hicieron.

Vender españa para gobernarla

La gran paradoja de nuestro sistema de representación parlamentaria es que otorga un poder decisorio determinante a grupos cuya razón de ser es precisamente destruirlo. Dicho de otro modo, aboca a los aspirantes a gobernar España a vender su ser y su esencia en el empeño de auparse hasta el timón de mando.

No es la nación, es la tele

Nada importa más al político hoy que los televisores. Es la gran mutación del último medio siglo. Vuelca el concepto de «representación»: aquel que nació en 1789 como fundamento de las sociedades democráticas y es hoy arqueología.

Mentir y mentir

La democracia española, como todas, ha tenido episodios oscuros: terrorismo de Estado, financiación ilegal, manos pringadas en la caja, manipulación informativa. . . Pero la ocupación del poder por parte de Sánchez ha traído dos novedades que degradan nuestra vida pública de una manera lacerante.

El ilusionista

En su primera comparecencia ante el Congreso, Pedro Sánchez nos contó con vivos colores y lleno de ilusión el recibimiento que le habían dispensado en las principales capitales europeas, así como las felicitaciones que había tenido por el generoso rasgo con el Aquarius y la ayuda que España iba a recibir por ello.

Esto urge

Es el único examen de mi etapa universitaria que recuerdo al detalle, porque aquel profesor de Historia solo nos planteó una pregunta: «¿Fue Fernando VII un rey felón?». En mi respuesta abundé en la teoría de que sí.

RTVE, entre el ridículo y el escándalo

La cadena de torpezas que está cometiendo el Gobierno en la renovación de la presidencia de RTVE ha dejado al descubierto el pacto de asociación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El líder de Podemos parece el confesor del presidente del Gobierno, confesor indiscreto, eso sí, porque tanto desvela que el Ejecutivo va a acercar a los presos separatistas a Cataluña como que han pactado el nombre del periodista Andrés Gil para presidir el ente público RTVE.

Una derecha sin complejos

En España, hay dos partidos que se pelean por ser reconocidos como los auténticos representantes de la izquierda, PSOE y Podemos, y otros dos partidos, PP y Cs, que aspiran a liderar la derecha, con uno de ellos, Cs, rechazando de plano la identificación con la derecha.

Leer a Cicerón

Cuando Ernst Jünger era un oficial de la Wehrmarcht en el país ocupado, su amigo Marcel Jouhandeau le recomendó: «lea usted la correspondencia de Cicerón. Es lo más actual». Esa es precisamente la sensación que yo tengo cuando vuelvo a releer La Iliada, los Diálogos de Platón o La Eneida.

Los socios de Sánchez son una piña

Como por ahora Sánchez sigue centrado en lo del mimo, gestos sin voz, y prefiere las fotos en el Mystére (aeronave donde la luz debe ser cegadora), le surgen al jefe del «Ejecutivo bonito» portavoces más allá de Isabel Celaá, cuyo papel en las ruedas de prensa tras el Consejo de Ministros parece limitado a decir que «el Gobierno hace cosas».

El descarte

Inglaterra, que posee muchas virtudes y un gran defecto, la hipocresía, se convulsiona de nuevo con un gran escándalo social escondido hasta ahora bajo la alfombra. Entre 1989 y 2000, 456 ancianos hospitalizados en el Gosport War Memorial, en la costa Sur del país, murieron por la «aplicación institucionalizada» de «cantidades peligrosas» de diamorfina.

Primarias fulanistas

Todavía no se oído ninguna idea relevante en el incipiente debate. Las primarias del PP están centradas en la búsqueda más bien precipitada de un candidato para ganar a Pedro Sánchez. Hipótesis con alta dosis de voluntarismo porque cuando se cierra un ciclo, como ha sucedido con el marianismo tras la traumática salida del poder, la reconstrucción del liderazgo social no resulta nada fácil.

Juego de sombras

Pasaron tres semanas desde el derrocamiento de Rajoy. Y todo ha sido enigmático desde entonces. Como si la operación en juego buscase ajustarse a la fórmula de Gabriel Naudé: «Rayo que fulmina antes de que el trueno pueda ser escuchado».

«La tele, Pedro, lo primero controlar la tele»

Cómo era aquello. . . «Decreto del zar. Cinco letras». Cada dos por tres aparecía en los crucigramas esa definición que por su recurrencia llegaba a convertirse en el pan nuestro de cada día de las horizontales y las verticales.

Los dialogantes

Cualquier persona racional, por ejemplo, un profesor universitario, aunque lo sea en la mal llamada Ciencia Política, sabe que los líderes independentistas catalanes llevan varios quinquenios en la más absoluta de las contradicciones y han hecho oídos sordos a cualquier crítica, aunque esta sea -como ha recordado Javier Marías- en forma de interrogativas directas: «¿Cómo vivirían en una Cataluña aislada, con qué economía y qué medios? ¿Con qué reconocimiento internacional (Putin y Maduro aparte)? ¿Qué harían con más de la mitad de la población catalana contraria a su decisión? ¿Iniciarían purgas y expulsiones?».

Patochada nacionalista

Ministro, 54 años, casado y padre de cinco hijos (cuatro dentro del matrimonio y uno fruto de expansiones piratas). Pero Boris Johnson sigue siendo el único político británico que gasta estatus de estrella del rock.

Más que una inauguración

Don Quim Torra debió pasar uno de los tragos más amargos de su atribulada vida de militante catalanista en la apertura de los XVIII Juegos Mediterráneos en el coqueto estadio tarraconense. Eso de tener que aguantar a pie firme durante horas el himno nacional español, el paso de la bandera española, la llegada de paracaidistas con esos colores, cerca del que considera causante de todos sus males, tiene que ser una auténtica tortura.

Vudú político

Derrocado Rajoy y con Sánchez en pleno cortejo de aproximación a «Le Pen» Torra -la comparación es del propio presidente-, los independentistas han señalado al Rey como su siguiente objetivo. No es que aspiren a destronarlo sino que el nacionalismo necesita alimentar sus mitos insurgentes mediante la invención sucesiva de enemigos.

Memoria de una deriva antidemocrática

DISCUTE estos días un grupo de personas reunido en Londres y provenientes de una treintena de países sobre la marcha del mundo. Son muchos los que preguntan por el cambio habido en España este mes, lo que obliga a dar una explicación sobre las circunstancias inmediatas que provocaron el cambio, pero también un contexto histórico.

Mohammadi

La selección española ha llegado a Rusia con sus artistas un poco baqueteados por el maratón de bolos que afrontan durante la temporada (en España ya hay fútbol todos los días). Encima, tras la chapuza mundial –nunca mejor dicho– de Lopetegui y Florentino, nos ha caído encima un seleccionador que tiene una experiencia en su oficio similar a la de Bustamante tocando el fliscorno.

Patente de corso

Probemos a decir la verdad: si el espectacular festival de la incongruencia que está resultando el arranque de Sánchez lo hubiese rubricado un presidente del otro bando, el ruido mediático sería atronador.

Santa Pola

Para ser un buen expresidente basta con estar callado y no meter la pata. Ésa fue también la receta que Mariano Rajoy aplicó a su etapa de Gobierno, con suerte varia: desencantó a buena parte de sus votantes pero logró evitar el rescate financiero de España.

Sánchez, oposición de la oposición

El presidente del Gobierno, consciente de su grave debilidad parlamentaria (84 de 350 diputados), ha decidido convertirse en «oposición de oposición» en vez de dedicar su mandato a la labor que la democracia parlamentaria asigna al jefe del Ejecutivo, llevar las riendas del Gobierno y promover leyes que mejoren al país y a sus habitantes.

Лучшее

Al servicio de la democracia

El mundo real es peligroso. No todos los países son como España. A 14 kilómetros escasos de Tarifa, existe otro muy diferente al nuestro en muchos aspectos y sentidos. El yihadismo es una amenaza real y, en los próximos años, se producirán movimientos migratorios que, en algunos casos, traerán inestabilidad e inquietud profunda.

El extrañamiento. Tradición y aplicaciones

Una de mis lecturas preferidas en la infancia, por extraño que parezca, era una especie de publicación promocional turística que mostraba la inigualable belleza de los lugares y la excepcional calidad de las gentes de España, creo recordar que en un tono parecido al de esta frase.

Rajoy y la derecha temerosa

Una cualidad por encima de otras hace de Rajoy un líder especialmente valioso para la derecha, su capacidad para resistir las presiones de la propia derecha temerosa y mantener la calma en medio de la enésima campaña de la izquierda para desalojar del poder a la derecha ganadora de las elecciones.

¡Pónganse de acuerdo o váyanse!

Al margen de las lecturas interesadas que cada formación haya querido hacer de las elecciones celebradas hace ya dos meses, lo cierto es que el mensaje de los españoles fue inequívoco: «Señores políticos, pónganse ustedes de acuerdo».

Formas sin fondo

El atuendo es la primera expresión de la persona. A través de él, se envían mensajes a los demás, en la mayoría de ocasiones inconscientes, pero en otras de manera bien deliberada. Esto último es lo que hicieron este sábado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la gala de los Goya.

La gran oportunidad

España está ante una gran oportunidad. Solo hace falta que se percaten de ello los actores más relevantes de la escena política: Rajoy, Sánchez y Rivera. De este atolladero se puede salir con un país caótico o con la gran coyuntura de reformar España en todo aquello que es necesario, de la mano de una base parlamentaria de más de 200 escaños.

Актуальное

Presunción de inocencia

Uno de los males de nuestro tiempo es la degradación de la política por parte del común de los ciudadanos, hasta el punto de que cualquier persona, por el mero hecho de dedicarse a esa noble tarea, pasa a ser sospechosa de corrupta.

Mirada a la izquierda

La manera de analizar y reaccionar ante determinados acontecimientos internacionales nos debe servir a los ciudadanos españoles para tomar la medida adecuada a la denominada nueva izquierda. Negarse otra vez a formar parte del pacto antiterrorista tras la matanza de Bruselas o la compresión con la dictadura cubana son dos buenos ejemplos.

La delgada línea roja

Eso llamado los políticos, en el imaginario colectivo, define algo más que las personas encargadas, tras un proceso electoral, de administrar lo público. Define, más bien, una especie de grupo profesional cuya actividad principal es mirar por sí mismos, perderse en debates abstractos trufados de mentiras y desconocer el precio del café con leche.

El momento económico

Cunde cierto ambiente de desmoralización en las filas del PP. No tanto por sus dificultades para conseguir apoyos, como por la ingratitud que perciben. Echan en falta un poco más de reconocimiento por parte de los ciudadanos a la gestión económica llevada a cabo durante la pasada legislatura.