Новости


Procés

Las declaraciones de Puigdemont tras los atentados del jueves merecen algún comentario. Comencemos por su insistencia en que tales hechos no cambiarán la idiosincrasia de los catalanes, pueblo pacífico donde los haya, cuya manera de ser ha sido forjada a lo largo de muchos siglos.

El atropello

Lo de Barcelona («un atropello», en definición de Garzón, el Sacarino del comunismo español) ha pillado a los servicios de propaganda volcados en hacer del presidente de los Estados Unidos un Sabino Arana en la consulta del Doctor Robert.

Horas tristes

TRAS el golpe de dolor de los atentados de Cataluña llega ahora la tristeza añadida de observar varias anomalías específicamente nuestras. He vivido en Inglaterra toda su ola de matanzas islamistas.

Grietas

Estamos viendo que el primer, y puede que único, objetivo de las autoridades catalanas sigue siendo la independencia LA magnífica, hermosa, vibrante estampa de la multitud en torno al Rey gritando: «¡No tenemos miedo!» fue palideciendo y deshilachándose a medida que llegaban las confusas, contradictorias, incompletas explicaciones de las autoridades catalanas sobre lo ocurrido.

Una rambla en las mejillas

No es lo mismo contemplar la tragedia desde el patio de butacas que verla a escasos metros, cuando los que mueren ya no saldrán a saludar al terminar la representación, porque no era una representación, era la vida, donde los que la pierden ya no tienen ningún papel.

Terror global, respuesta global

SIN solución de continuidad, tras los atentados de Barcelona y Cambrils, el terrorismo islamista volvió a atacar en la localidad finlandesa de Turku, donde un joven marroquí de 18 años, que pidió asilo en el país en 2016, asesinó a puñaladas a dos viandantes e hirió a seis más.

Tener y no tener

Ese cartel, ese eslogan, «no tenemos miedo», es hermoso y necesario, pero lo que quizá no sea es cierto. Porque vaya si tenemos miedo, hasta los héroes lo tienen; otra cosa es que lo sepamos o podamos aguantar.

El rostro de un fantasma

Poco antes de ser asesinado por la Mafia, un periodista le dijo al juez Falcone que era muy valiente porque no tenía miedo. El juez respondió que por supuesto que tenía miedo y que ser valiente no significa no tener miedo sino tenerlo y continuar haciendo lo que pensamos que tenemos que hacer.

Independentismo e islamismo

«Nos hemos levantado consternados, pero también determinados a ganar la batalla al terrorismo y hacerlo con la mejor arma que tiene la sociedad: la solidaridad, la convivencia, la libertad y el respeto».

«Nuestros valores»

Las condenas y frases de aliento de los políticos tras atentados yihadistas tan espeluznantes como los de Cataluña son necesarias, nunca deben faltar. Pero por desgracia las palabras no son inmunes al desgaste.

Todos los recursos contra el terror

La respuesta social y política a los atentados de Barcelona y Cambrils fue ejemplarmente unitaria. No debía ser de otra manera ante la magnitud de los ataques sufridos y ante el riesgo de que España vuelva a ser golpeada por el terror yihadista.

Unidad nacional contra el terror

España no estaba exenta de la amenaza del terror yihadista. El atentado que ayer causó al menos 13 muertos y un centenar de heridos (algunos muy graves) en el corazón de Barcelona, reivindicado por Daesh, ha sido la trágica demostración de que no es posible garantizar la seguridad absoluta en una sociedad democrática.

Degenerando

El desplome del Muro berlinés (noviembre de 1989) permitió ver lo que había detrás, miseria, opresión, desesperanza, arrastrando consigo a la Unión Soviética y a los partidos comunistas occidentales, que hasta tuvieron que cambiar de nombre para distanciarse de tan pésima gestión de gobierno.

Un abrazo a Cataluña

España no iba a ser una isla ante el terrorismo islámico, problema que no existe para podemistas y separatistasLOS atentados islamistas horriblemente truculentos que ideó Bin Laden a finales del siglo XX presenta tres novedades respecto a formas precedentes de terrorismo: a los fanáticos yihadistas que perpetran los ataques no les importa morir; les sirve cualquier objetivo, incluidos niños -véase el Mánchester Arena-; y la sofisticación del arsenal es mínima.

Gatitos contra el terror

Al conocerse la noticia del atentado, una de las preocupaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tan profesionales y dignas de aplauso, fue que las imágenes no se difundieran. Se convirtió en un mandato deontológico para muchos informadores.

Examen de Estado

Era utópico pensar que íbamos a librarnos de lo que no se han librado Alemania, Inglaterra, Bélgica o Francia. De hecho ya estábamos teniendo suerte, aunque la suerte, en materia de seguridad, haya que trabajarla.

Muerte y mentira

El atentado de Barcelona tiene poca historia por detrás. Una furgoneta y unos autores con voluntad de matar al mayor número posible de occidentales, de europeos, de blancos, de cristianos. Llámenlos como quieran.

Juana, después de los focos

El Tribunal Constitucional volvió a dar la espalda a Juana Rivas. Cómo no empatizar con ella: las emociones y los sentimientos de la mayor parte de los mortales siguen de su parte. Poco que objetar a que una madre luche hasta la extenuación por lo que considera mejor para sus hijos y eso incluye evitar que convivan con un padre condenado por maltrato.

Otra lección de la tarde más triste

Conmovidos por las imágenes de la matanza terrorista, del primero (el Rey) al último de los españoles de bien sintieron como suyo el dolor de las víctimas y el espanto de los barceloneses tras el salvaje ataque que rompió la que debía ser una tarde de jueves más del estío y que, a partir de las cinco, pasó a formar parte de ese espeluznante calendario de fechas que se convierten en un acrónimo de aflicción global: 11-S (Nueva York), 11-M (Madrid), 7-J (Londres)… Así lo hicieron saber los españoles en los mensajes de apoyo que, como conmovedoras saetas de solidaridad, se lanzaban hacia la Ciudad Condal a través de las redes sociales y de mensajes privados de preocupación a amigos, familiares o turistas que allí se encontraban.

Guam: Una isla tranquila a su pesar

Guam amanece presta, como una paloma, en esta tensa expectativa en la que las amenazas llegan desde ambos lados del océano. Esta isla del Pacífico Norte, del tamaño de Ibiza, es la mayor de la Micronesia y la más meridional del archipiélago de las islas Marianas.

La demolición

El Barcelona ha demolido todo lo extraordinario que Cruyff y Laporta crearon con su espíritu del hombre libre que cree en la belleza y en el talento. El alma tiene una tensión en la que hallan su esplendor los dones que nos fueron concedidos y en su reverso el odio capaz de tragarse cualquier luz.

El veraneo en la memoria y al norte

El veraneo en el norte, con mar, no está subordinado al sol. El tiempo, bueno o malo, es un accidente que se asume con estoicismo si es lluvioso, o con alborozo si anuncia un día de playa o de excursión para asar sardinas.

La España olvidada

Hay otra España; una España callada que no aparece en las noticias ni alcanza protagonismo alguno en el quehacer de los políticos. Una España silenciosa, laboriosa, demasiado afanada en sobrevivir como para dedicarse a hacer ruido.

La hipocresía del PSOE en El Prat

El PSOE, por desgracia, lleva tiempo instalado en una dinámica de constante crítica a las decisiones del Gobierno con el único fin de sacar rédito electoral, a costa incluso de los intereses de la población y sin reparar lo más mínimo en la coherencia de dichos ataques, alejándose de la responsabilidad y el sentido de Estado que debería mostrar un partido con aspiraciones de poder.

Grave irresponsabilidad en El Prat

La abusiva e insensata actitud que han demostrado los vigilantes de seguridad del aeropuerto de El Prat en las últimas semanas culminó ayer con el rechazo mayoritario de los trabajadores a la propuesta de mediación que planteó la Generalitat para poner fin a este conflicto laboral.

Vaya empanada

Quien haya tenido el placer –llamémoslo así– de haber hablado en privado en los últimos seis años con dirigentes socialistas habrá salido hundido ante su derrotismo sobre la unidad de España.

«Idiot wind»

La canción «Despacito», del portorriqueño Luis Fonsi, se ha convertido en la más descargada de la historia. Medio planeta mueve pies y pandero al ritmo de tan infeccioso reguetón, sin percatarse de que escuchan una peligrosa tonada sexista.

Maradona

Nos dicen que el fútbol es el hecho social de nuestro tiempo (el balón como cabeza de la «civilización», ese invento de la ilustración escocesa), pero Maradona se marca un Aute con Maduro y nadie parece darse por enterado.

Jugando con trileros

Cuando oigo decir a Rajoy, sin alzar la voz pero convencido «no habrá referéndum el 1 de octubre», siento admiración e inquietud: ¿Cómo lo sabe? ¿Se da cuenta de que está jugando con trileros, que no respetan ley ni norma, que han mentido a todo el mundo, empezando por sus seguidores? Han dicho a los catalanes que el referéndum iba a ser legal, que contaban con el apoyo de las instituciones internacionales y de los países más importantes, que podrían seguir en la Unión Europea y, además, teniendo las mismas relaciones con España, ya que los españoles son tontos (esto último no lo dicen en voz alta, pero lo dan a entender al invocar su «astucia»), que el Estado catalán sería una especie de Mónaco, Gibraltar o Andorra sólo que más grande, con todos los beneficios actuales sin ninguno de los inconvenientes.

El Gobierno toma las riendas de El Prat

El caos que viene sufriendo el aeropuerto de El Prat como consecuencia de la huelga que han protagonizado los vigilantes de seguridad de Eulen y la incapacidad de la Generalitat para resolver este conflicto han obligado al Gobierno a tomar cartas en el asunto para poner orden a una situación que, por desgracia, amenazaba con desbocarse en pleno puente de agosto, con todos los problemas e inconvenientes que ello supondría.

Prostitución semántica

Llevamos dos días de los nervios algunos españoles porque en pleno agosto nos ha arrebatado la última de nuestras certezas. Dice Andrea Levy, la pensadora del Partido Popular, que en España hay naciones sin estado.

¿Quién se come el sapo en Cataluña?

«El separatismo es una rara sustancia que se utiliza en los laboratorios políticos de Madrid como reactivo del patriotismo, y en los de Cataluña, como aglutinante de las clases conservadoras». Diez días después de la victoria del Frente Popular en las elecciones del 16 de febrero de 1936, el periodista Manuel Chaves Nogales (Premio Mariano de Cavia 1927) empezó a publicar en el diario «Ahora» una visión en profundidad de lo que estaba ocurriendo en Cataluña.

No caer en la provocación norcoreana

La dictadura norcoreana está amplificando sus provocaciones, sin duda síntoma de su propia incapacidad para afrontar los gravísimos problemas a los que somete a sus víctimas, es decir, a sus ciudadanos.

Sánchez se abraza a Podemos

La entrada de Podemos en el Gobierno de Castilla-La Mancha es un punto de inflexión en la relación del PSOE con la extrema izquierda. Hasta ahora, los acuerdos en comunidades autónomas se habían limitado a pactos de investidura, pero esta coalición de gobierno cambia el escenario y los discursos de la izquierda.

En plena forma

Oír a Alberto Núñez-Feijóo defender que Mariano Rajoy tiene todo el derecho a presentarse a las próximas elecciones suena al alegato de un justiciable en defensa de la horca. Si hay una «víctima» de la «plena forma» en la que parece haberse instalado el presidente actual, según sus propias palabras, ese es el jefe de la Xunta de Galicia, eterno aspirante a suceder a Rajoy.

OPINIÓN: Cuando la competencia se vuelve inútil

Debe ser importante la forma cómo se implementa la competencia en el mercado para que realmente tenga beneficios para la economía y no se pueda convertir en un lastre, opina Jorge Sánchez Tello.

Europa se recupera, pero queda tarea

DETERMINAR el momento en el que se puede dar por concluida una crisis como la que hemos conocido en la última década no es una tarea fácil. Eso explica que a pesar de los datos positivos que expone la Comisión (la economía europea crece por quinto año consecutivo y la tasa de paro está a niveles de 2008) sigue habiendo sectores sociales en muchos países, incluyendo España, que todavía sienten el peso de las dificultades económicas y contemplan con desánimo una situación que objetivamente empieza a ser muy positiva.

¿Una cultura militarista en España?

Una Institución como la castrense da, naturalmente, mucho que hablar y suscita inagotables comentarios en el país de las paradojas, donde dos y dos no son cuatro: Wellington dixit (1811). Una nación forjada en gran parte en el yunque de la guerra, de idiosincrasia más profunda identificada numerosas veces, desde tiempo de los romanos, con la bélica, y cuya nómina de soldados-gobernantes es la más extensa de Europa, descubre en su trayectoria histórica la ausencia casi total de un clima y una configuración militaristas.

Dios colérico

En los veraneos de la Montaña -quiero hacer un club de gente que aún llama la Montaña a Cantabria- tenemos resuelto el problema de la masificación turística. Para empezar, gracias a haber tenido la astucia de interponer entre nosotros y el Mediterráneo pagano y bacante unas cuantas cordilleras y áridas estepas celtíberas por las que aún cabalga la sombra rebelde, inaprensible, de Sertorio.

Vuelve la «borroka» impune

«Los chicos de la gasolina». Así denominaba Arzalluz a los cachorros de ETA especializados en terrorismo urbano, con benevolencia de padre afable dispuesto a perdonar, comprensivo, los excesos de la juventud.

Más cerca del abismo

Venezuela ha dado un nuevo paso hacia el abismo. El levantamiento militar en la segunda ciudad del país, Valencia, presagia un horizonte escalofriante para una doliente sociedad hermana, con su futuro en manos de un tirano que no habría aprobado ni la ESO española.

Destruir la autoridad

A las múltiples manifestaciones de insumisión ciudadana que solemos atribuir a la crisis económica se añadía recientemente el gesto de una joven licenciada en Derecho malagueña que se negó en redondo a mencionar al Rey –es decir, al Jefe del Estado– al prestar el juramento previsto en el estatuto colegial, actitud que lejos de provocar su lógica exclusión del gremio, dio pie a la estupefaciente decisión del Colegio de eliminar esa referencia de su estatuto para evitar eventuales incomodidades a sus futuros asociados.

Contra la violencia, toda la ley

Los brotes de violencia protagonizados por el grupo Arran contra intereses turísticos no son ocasionales, ni improvisados. La Policía ha elaborado análisis e informes sobre este grupo y otros de la esquerra independentista que alertan de que los ataques de «turismofobia» producidos en las últimas semanas en Cataluña y Baleares son un entrenamiento para una posible campaña violenta en caso de que el referéndum del 1-0 no se celebre.

Brumarios

Venezuela: todo el poder para los soviets. Como advirtió el presidente colombiano Santos, el viernes se consumaba en el desdichado país hermano la destrucción de la democracia. Horas antes, Maduro había declarado que él no era un dictador, pero que, literalmente, «me provoca la idea de ser un dictador» (es decir, traduciendo del español del Caribe,«me apetece la idea de ser un dictador»).

El AVE vuelve a ser una prioridad

El Gobierno se ha marcado como objetivo acelerar las obras del AVE y terminar los corredores que están pendientes de ejecución tras el parón de los últimos años. El estallido de la crisis obligó a ralentizar la construcción de ciertas vías que ya estaban comprometidas, puesto que las necesidades presupuestarias redujeron de forma sustancial la inversión pública, lo cual, sumado a la parálisis política de 2016, dejó en el aire importantes proyectos.

Un mundo feliz

En un agosto lánguido y feliz, con los cerebros en «modo avión», los artículos deberían divagar sobre la fórmula secreta del calimocho, el costumbrismo playero, el pobre monstruo del Lago Ness o un súper divorcio entretenido.

El temerario alcalde de Tubinga

El alcalde de la venerable ciudad universitaria de Tubinga es un miembro del partido de Los Verdes. Pronto podría ser un nazi. No, no se asusten. No es que vaya a ganar ningún partido nazi las elecciones en aquella bella ciudad suaba.

¿Hasta cuándo vas a abusar de nuestra paciencia, Catilina?

En marzo de 1998 un grupo de biempensantes suscribió un escrito titulado «Por una salida dialogada del conflicto vasco», en el cual, entre otras lindezas se leía lo siguiente: «Las soluciones policiales como única vía de pacificación proporcionan a la ciudadanía falsas expectativas y ofrecen como resultado un saldo negativo […] Como ciudadanos solicitamos a nuestro Gobierno que busque soluciones que vayan más allá de las estrictamente legales, apostando por la vía del diálogo y la negociación sin condiciones».

Maduro no puede vencer

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, ha logrado ocupar por la fuerza la sede de la Asamblea Nacional. Es lo único que quería, aunque le haya costado un descrédito internacional generalizado y una primera tanda de sanciones que lo ha puesto, y con razón, en la misma lista en la que figuran los sátrapas y tiranos apestados de todo el planeta.

Лучшее

Актуальное