Новости


El gas del globo

Muy a mi pesar, en estos momentos no me encuentro practicando el olímpico deporte de levantar potes y pinchos por alguna calle de los vinos del País Vasco. Si estuviese allí, digamos que en la bilbaína Pozas –y que mi mujer donostiarra me perdone el ejemplo–, podría llevar a cabo un pequeño experimento sociológico.

Un gran día

Un día para recordar el de ayer. Para todos. Pase lo que pase, pasará a la historia como el día en que España decidió defenderse. Defenderse de las consecuencias de sus propios errores. Por primera vez en cuarenta años un gobierno español no ignora ni contenta a los enemigos.

Aitor

La historia, dice Ortega, quien siempre parece escribir desde la barra de Embassy, es, como la uva, delicia de los otoños. Y achaca la peculiar idiosincrasia española… a la «alcoholización romanística de los godos», y me figuro a Juncker, el chisposo ordenanza romanístico de la goda Merkel, cantando «Soy de la raza mora, vieja amiga del sol» en El Garlochí de la sevillana calle Boteros.

La democracia vuelve a Cataluña

Nuestra democracia entró ayer en una nueva fase para la pervivencia del sistema constitucional de 1978. Las consecuencias de la aplicación del artículo 155 por primera vez en la historia son imprevisibles, pero ello no obsta para sostener que la decisión adoptada por el Gobierno era imprescindible e inevitable.

155 a gasoil

Yerra Mariano Rajoy cuando, para justificar la invocación del artículo 155 -como si a estas alturas lo necesitara-, dice que no puede haber una parte de España donde la ley no exista. Yerra porque en Cataluña sí existe y rige la ley española, como se encargan de demostrar los jueces; lo que no ha existido hasta ahora es un poder decidido a aplicarla con pulso firme y resuelto.

Sin medida ni precio

Misioneros españoles por el mundo. No me refiero al estimulante programa de televisión, sino a esa gran familia de hombres y mujeres que han sacado de su espíritu lo mejor que tenían para poner en las manos de Cristo y que él lo enviara donde más lo necesitara.

Rechazo frontal al secesionismo

La entrega de los Premios Princesa de Asturias 2017 que tuvo lugar ayer en Oviedo escenificó, como todos los años, la gratitud y el reconocimiento expreso de toda la sociedad a los grandes adalides de la ciencia, el arte y el deporte a nivel mundial, pero también la férrea defensa de los profundos valores morales y democráticos que inspiran estos galardones frente a todos aquellos que pretenden vulnerar el Estado de Derecho y quebrar la convivencia social, como es el caso de los separatistas catalanes.

Cartas iban y venían

Cartas entre Barcelona y Madrid. La copla, en realidad por sevillanas, hablaba de las cartas que viajaban entre Londres y Madrid en las que Alfonso XIII y Victoria Eugenia (que bien parecía) se declaraban su amor y preparaban la boda en la capital de aquel endemoniado país del que ella, con los años, salió sacudiéndose hasta el polvo de las zapatillas.

La trama civil

Todo golpe insurreccional, aunque nazca como el de Cataluña de las instituciones, necesita de una fuerza popular de choque. El soberanismo, que ha convertido a los Mozos de Escuadra en su cuerpo de seguridad privado, tiene su brazo cívico ramificado en dos plataformas que lleva años cebando con subvenciones.

El bailarín de las aguas

Nobles, cortesanos y plebeyos, reunidos en el silencio de la noche de sus casas, decretaron que la gastronomía daba sentido a sus vidas y les otorgaba distinción social. Así pues, hablar de comida, de platos extravagantes salidos del horno de la invención, se ha convertido en una fiebre que casi atormenta las reuniones sociales.

Lo que nadie calculó

Imaginamos todos los escenarios posibles tras el 1-O. Menos uno. El de la resurrección del nuevo patriotismo español. Ni lo calcularon los independentistas ni tampoco el Gobierno y los grandes partidos nacionales.

Los «Jordis», en el talego; nada nuevo en Cataluña

Ni se ha desprendido el firmamento ni han vomitado fuego las alcantarillas. Los Jordis están en el talego y el fuelle callejero del soberanismo parece que va perdiendo aire. Son las consecuencias de no dosificarse.

Ole, maestro

No hay artista más ecuménico en España que Joaquín Ramón Martínez Sabina, ubetense de 68 años bien baqueteados, hijo de comisario de policía y artesano de las metáforas perfectas. Callejero y culto.

Cómplices del separatismo

El carácter anticonstitucional del proceso separatista es un polo de atracción para la extrema izquierda, que confluye con los independentistas en el propósito común de reventar la Constitución de 1978 y, con ella, el consenso de la Transición y la concordia nacional.

La venada

Ortega es un gran escritor y un pésimo político que de la Agrupación al servicio de la República pasa a la Agrupación al servicio de las Rectificaciones. «No es esto, no es esto», dice en diciembre del 31.

Elogio de la cobardía

Hablemos, pues, de Kósovo. Ya que la CUP y Puigdemont han descubierto ahora en Kósovo su modelo para el Edén Catalán que planifican. Kósovo es hoy un famélico territorio sin estatuto legal desde 1999, económica y socialmente destruido.

El «procés» entra en prisión

El ingreso en prisión provisional de los máximos dirigentes de Òmnium Cultural y Asamblea Nacional Catalana, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, es la consecuencia legal inevitable de su participación activa en los tumultos de los días 20 y 21 de septiembre.

El fuego no puede quedar impune

La ola de incendios que desde el fin de semana asuela Galicia y parte de Asturias constituye un grave atentado contra el medio ambiente, pero, sobre todo, contra la población, ya que el fuego se ha cobrado cuatro víctimas mortales y varios heridos por quemaduras, tras alcanzar numerosos pueblos y núcleos urbanos, además de arrasar miles de hectáreas de monte, dañando incluso varios espacios protegidos.

Cataluña es una mujer

Cataluña es una mujer –aún hermosa pero entrada ya en esa edad en la que no puede pensar que todavía es joven– tratando de culpar a su marido de una insatisfacción que no tiene forma ni motivo pero que la hunde sin remedio en la amargura.

Eleanor Rigby

Desde hace casi cincuenta años, millones de admiradores de The Beatles vienen discutiendo quién fue su genio supremo, si Lennon o McCartney. La mayoría se inclina por John, pues siempre viste más el supuesto iconoclasta que el modosito.

La catarsis

Manuel Delgado Ruiz, doctor antropólogo y profesor del Instituto Catalán de Antropología, está preocupado como separatista que es ante la posibilidad de que finalmente el gobierno español, que durante años ha mirado hacia otro lado mientras la Generalidat preparaba hasta en sus detalles el golpe de Estado, tome alguna decisión para poner fin a la mayor agresión que sufre España desde la guerra.

Maduro ensucia las urnas otra vez

Unas elecciones libres y limpias en Venezuela no son posibles mientras las siga organizando el régimen chavista. En Venezuela hace tiempo que se usurparon todos los mecanismos legales y legítimos para poder hablar de libertad ante las urnas.

Trapero, sedición flagrante

Tras su primera declaración ante la Audiencia Nacional, el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, salió más tranquilo que como entró: sin medidas cautelares, sin inhabilitación alguna y con el mismo mando sobre 17.

La hora de España

La agresión separatista en Cataluña está produciendo el beneficio de reencontrar a los españoles con su sentimiento patriótico. La absurda asimilación de la bandera y del himno nacionales al régimen franquista ha hecho mucho daño a la unidad de los españoles en torno a sus símbolos, cuya exhibición quedaba reservada a los éxitos de la selección de fútbol.

La vía eslovena en Cataluña

Durante las últimas dos semanas hemos oído hablar reiteradamente de la «vía eslovena» como fórmula para aplicar en Cataluña tras la independencia aplazada del 10 de octubre. Y sus promotores creen que estamos inmersos en esa vía: han declarado la independencia y ahora intentan que alguien les reconozca mientras pasan los días que el Gobierno ha dado a Puigdemont para que aclare qué fue lo que pasó el último martes en el Parlamento catalán.

Premios

No sabemos qué hará Puigdemont con el burofax, si se subirá a una silla al verlo como si se tratara de un ratón o lo usará para envolver el pescado como decía Walter Lippmann que terminaban las primicias de la víspera.

Explicar fuera la batalla

Muchos españoles han quedado estupefactos ante la forma de informar de la prensa extranjera sobre la crisis en Cataluña. Unos se han sentido injustamente tratados porque han visto mucha mala fe, que la ha habido.

La Constitución, ni precio ni problema

El Gobierno y el PSOE merecen un margen de confianza, pero no un cheque en blanco sobre Cataluña, por lo que deben explicar en qué consiste el acuerdo por el que los socialistas toleran la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución a la Generalitat y el Gobierno, a su vez, acepta una comisión que estudie la reforma de la Constitución de 1978.

Copetín en Palacio

No habrá honor suficiente que volcar sobre el nombre de Borja Aybar, capitán del Ejército del Aire, fallecido después de que se estrellara su avión cerca de la base de Los Llanos de vuelta del desfile del 12 de Octubre.

El buen patriotismo y el 155

UN participante en mi blog comentaba el domingo mi último post, «La resurrección del patriotismo español», con el deseo de que ese patriotismo resucitado en Barcelona no se pierda como ocurrió con el Espíritu de Ermua.

Catarsis y pura felicidad

SE ha escrito ya mucho y se habrá de escribir mucho más sobre este domingo 8 de octubre que pasará a la historia como una de esas jornadas luminosas que tan escasamente aparecen en los libros que hablan de España.

Y ahora, las empresas del resto de España

DESPUÉS de muchos meses criticando al empresariado catalán por no alzar su voz, en unos pocos días han dejado en el más absoluto abandono al secesionismo. El goteo de empresas que huyen de Cataluña se ha convertido en cascada.

Preposiciones

EN el juego de ridículos casuismos en que se ha empantanado la crisis catalana, el debate de estas horas es sobre una preposición. La que diferencia una declaración «de» o «sobre» la independencia: una DUI –suena a dispositivo anticonceptivo– dura o una blanda.

Puigdemont toca a su fin

NO se sabe a ciencia cierta qué hará hoy Carles Puigdemont en el pleno del Parlamento de Cataluña. Unas voces de su entorno sostienen que aplicará al detalle la Ley de Transitoriedad declarada en suspenso por el TC para proclamar unilateralmente la independencia de Cataluña.

Dioses crueles

París. Sentado frente al Champ de Mars, un hombre sabio medita sobre el desierto anímico que siguió a los años de la gran exaltación revolucionaria. Es el verano de 1847. Y Jules Michelet no sabe que, en apenas siete meses, la marea revolucionaria volverá a sacudir su ciudad y el mundo.

España en marcha

«Somos el ser que se crece, somos un río derecho» (Gabriel Celaya) ESE río de coraje que ha roto al fin la presa de su silencio para desbordarse por las calles catalanas; esa onda viva y serpenteante que grita «Prou», «Basta», se llama España.

Mariano Rajoy

¿CÓMO se las arregla Rajoy, me he preguntado a menudo, para tener tantos enemigos, siendo como es un hombre educado, discreto, que no insulta a nadie? Sin embargo, se le acusa de todo –sólo falta, de la sequía que padecemos, pero llegará– y lo más grave: desde su propio partido, lo que significa que es algo personal, no ideológico.

Fin de tres bulos

COMO pauta general creo que el termómetro de la opinión pública en una democracia no deben ser las calles, sino las urnas, a través de votaciones regladas y con todas las garantías, lo que no fue el caso del simulacro que organizaron los insurrectos el 1 de octubre, machacando la legalidad constitucional con un golpe de Estado.

La mayoría silenciosa alza la voz

LA manifestación sin precedentes que ayer pidió en las calles de Barcelona recuperar el sentido común, es decir, respetar la Constitución y la unidad nacional de España, ofrece al Gobierno y a los partidos políticos no nacionalistas una nueva legitimidad para llegar a acuerdos entre todos ellos con vistas a frenar el proceso separatista.

Dos de mayo en Barcelona

Como hizo el pueblo de Madrid el dos de mayo de 1808, alzándose valientemente contra el invasor francés ante la claudicación de sus gobernantes, la ciudadanía catalana se ha echado a la calle para defender la libertad, la ley, el Estado de Derecho y sobre todo a España, gravemente amenazados por el golpe perpetrado desde la Generalitat.

8-O, en la hora decisiva

LA manifestación convocada para hoy, en la plaza de Urquinaona de Barcelona, por Sociedad Civil Catalana no es una más de las que ha organizado esta entidad en el pasado. Responde decisivamente a la necesidad de marcar un punto de inflexión en la realidad cotidiana de Cataluña, cuyos espacios públicos, desde las calles a los medios, han sido confiscados por el separatismo.

Un mito crístico

«Sé lo que te quiero y cuánto te quiero, pero no puedo sacrificar mi libertad interior por vos; es sacrificarme a mí, y yo soy lo más importante que hay en el mundo» De la carta de despedida de Ernesto Guevara a su novia Chichina Ferreyra, 5 de diciembre de 1951 Tenemos dicho que el siglo XX nos aportó una buena dosis de utopías sangrientas.

Los Karamázov

Los hombres, nos dice Dostoyevski, son como niños que se han amotinado en clase y han echado al maestro. –Hay tres fuerzas en la tierra, únicamente tres fuerzas, que pueden vencer y cautivar por los siglos de los siglos la conciencia de estos canijos rebeldes: el milagro, el misterio y la autoridad.

Prima della rivoluzione

LA estampida de empresas y capitales en busca de seguridad jurídica somete al soberanismo a la gran prueba de su control interno. Ahora se va a saber de verdad quién manda en el proceso: si las vanguardias políticas e institucionales que lo pusieron en marcha o las plataformas civiles que utilizaron como coreográfica fuerza de choque y que han crecido en influencia hasta convertirse en los verdaderos promotores del movimiento.

Apretar el «botón nuclear»

ROMPIENDO con la forma de proceder que hemos visto hasta ahora, el Gobierno tomó ayer la iniciativa en el Consejo de Ministros y aprobó un decreto-ley para facilitar la salida de Cataluña de cuantas empresas tengan allí su sede social y deseen hacerlo.

Nacionalpatochadas

EL nacionalismo provocó las dos mayores matanzas de la historia. La carnicería entre imperios comatosos de la Primera Guerra Mundial y el auge de los totalitarismos que dieron lugar a la Segunda, con dos hitos de horror insuperables: los crematorios nazis y la invención de la única tecnología capaz de borrarnos del planeta, la bomba atómica.

Demasiadas armas para los mossos

La petición de la Generalitat llegó al Ministerio del Interior el 31 de octubre de 2016, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy estaba aún en funciones. En el mes de diciembre, el Ministerio de Defensa requirió a la Generalitat una explicación que nunca llegó, probablemente porque no había una explicación razonable.

Operación salida

Está ocurriendo lo previsto, sólo que más rápidamente. Los hechos se van desencadenando como en cualquier revolución, con la diferencia de que esta está siendo alumbrada en tiempo de tecnología punta y la velocidad es de fibra óptica.

Un manifiesto de la máxima gravedad

Ha transcurrido casi una semana desde el 1 de octubre de 2017, fecha que «pervivirá en la infamia» en la historia de la España moderna; la fecha del «Pearl Harbor» -nada menos- de la democracia española.

El rey y los poderes

Escribí aquí el lunes que el golpe de Estado habría triunfado si en el curso de ese día no se procedía a hacer caer la justicia sobre los caudillos de la sedición en Cataluña. Y si citaba al teniente Trapero en primer lugar, es porque sobre un mando armado recae el mayor peso en el cumplimiento de la leyes.

Лучшее

Актуальное