El Comando Sur de EE.UU. eleva la amenaza de Rusia, China e Irán en la región

Los últimos acontecimientos en la crisis de Venezuela muestran que Estados Unidos ha decidido enfrentar a Rusia y China (e Irán) en Latinoamérica. Washington llevaba tiempo quejándose de la creciente actividad de rusos y chinos en su propia área de influencia y finalmente está moviendo ficha.

Si la Estrategia de Seguridad Nacional estadounidense publicada en diciembre de 2017 señalaba a Moscú y Pekín como rivales a nivel global, cerrando así la distensión abierta con el fin de la Guerra Fría, ahora Washington ha comenzado a concretar la anunciada estrategia con el marcaje de cerca de la actividad rusa y china en el entorno americano.

Como esto sucede en un momento de renovada presión estadounidense sobre Irán, con la aplicación de nuevas sanciones contra la República Islámica, las redes iraníes al sur de EE. UU. (principalmente Hizbolá) también se incluyen entre las amenazas señaladas por Washington.

El paso dado por la Administración Trump en relación a Venezuela, pues, forma parte de esta estrategia. Hablar de un eje del mal –Cuba, Venezuela y Nicaragua– en la vecindad puede verse como un exceso retórico, pero lo cierto es que el «regreso» de Rusia al Caribe se está consolidando en esos tres países (la URSS tuvo presencia en Cuba y Nicaragua; ahora los rusos han añadido Venezuela a la lista). Está tan implicada además Cuba en la pervivencia del chavismo, que un cambio en Venezuela podría acarrear algún tipo de giro en la isla, o al menos en eso parece confiar Washington.

Contrarrestar la influencia extrahemisférica

El aumento de la alarma estadounidense por la mayor actividad en la región por parte de Rusia, y también de China, lo puso de manifiesto la semana pasada el jefe del Comando Sur, la subdivisión de las Fuerzas Armadas de EE. UU. que se ocupa de la seguridad en el Hemisferio Occidental. En una comparecencia ante el Senado, el almirante Craig Faller advirtió que si bien «las amenazas son transregionales, en multidominios y globales, Estados Unidos debe renovar su foco en nuestros vecinos». «Rusia y China están expandiendo su influencia en el Hemisferio Occidental, a menudo a cuenta de los intereses estadounidenses», declaró.

En febrero del año pasado, su antecesor el almirante Kurt Tidd ya expresó la preocupación por la actividad de Rusia, China y Hizbolá, pero lo que entonces apenas ocupó dos páginas del discurso dirigido a los senadores estadounidenses, esta vez se transformó en el principal hilo conductor de casi toda la intervención de Faller.

En una entrevista con la Voz de América, Faller fue aún más explícito que en el Capitolio. Indicó que Rusia, y en cierta medida China, están usando la región para su juego geopolítico. «Tenemos que estar en el campo para jugar ese juego» y contrarrestar la influencia de ambos países», afirmó. En ningún momento dio a entender que el Pentágono esté pensando en movilización de tropas para enfrentar la crisis venezolana, pero indicó que «con Rusia todo es posible»: «hemos visto lo que han hecho en otros lugares y tenemos que estar preparados para lo que pueda suceder en el futuro».

«Un pie cerca de nuestro territorio»

Como ejemplos de penetración de Rusia en la región Faller se refirió a iniciativas rusas en Nicaragua, como la puesta en marcha de una escuela sobre antiterrorismo dirigida a las fuerzas de seguridad centroamericanas, cuyos motivos reales estimó «cuestionables» («estoy seguro de que no todos son ingenuos y benignos»). «Esas relaciones dan a Rusia, en particular, un pie cerca de nuestro territorio», añadió. A media que las tensiones crezcan con Rusia en otras partes del mundo, «Moscú puede usar la palanca de sus socios regionales para mantener opciones asimétricas, para incluir mayor despliegue de personal o activos militares».

Por lo que se refiere a China, citó la «preocupación» por sus inversiones portuarias a ambos lados del canal de Panamá, infraestructura cuya seguridad es punto focal para el Comando Sur estadounidense. También mencionó la estación espacial «estratégica» abierta por los chinos en Argentina.

«En el futuro», afirmó Faller, «China podría usar su control de puertos de agua profunda en el Hemisferio Occidental para reforzar su postura operacional global. Particularmente preocupante es el esfuerzo de China por ejercer control sobre infraestructuras clave asociadas con el canal de Panamá».

En cuanto a Hizbolá, brazo ejecutor del internacionalismo iraní, Faller rubricó las declaraciones hechas días previos por el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, asegurando que en Venezuela existen «células operativas» de esa organización. También se refirió a las actividades de recaudación de fondos y lavado de dinero que esa organización realiza en diversas partes de Latinoamérica, especialmente en la Triple Frontera (entre Brasil, Paraguay y Argentina).

* El autor es director del centro de estudios estratégicos Global Affairs de la Universidad de Navarra.

abc.es »

Tags: #rusia #china #faller #venezuela #actividad #seguridad #washington

2019-2-12 03:45

rusia china → Результатов: 95 / rusia china - фото


"Rusia y China seguirán coordinando esfuerzos para una solución pacífica en la península coreana"

"Rusia y China seguirán coordinando sus esfuerzos para lograr una solución pacífica de los problemas de la península coreana", señala la declaración conjunta firmada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, tras su reunión en Pekín. actualidad.rt.com »

2018-06-08 12:21

Rusia y China unen sus buques y cazas en el mar de Japón para un gran ejercicio conjunto

Rusia y de China aunan esfuerzos en unos ejercicios navales internacionales que arrancarán en el mar de Japón la próxima semana. Los marineros, infantes de marina y pilotos aeronavales de ambos países se entrenarán mano a mano en operaciones combinadas que contarán por primera vez con un ejercicio de asalto anfibio. actualidad.rt.com »

2015-08-17 05:28