Un Consejo de ministros sin medidas y abierto al diálogo «con la Constitución en la mano»

«Sean bondadosos conmigo. Es mi primer día. Me estreno y ustedes son unos expertos de la comunicación. Me podrían asar. Espero que no sea el caso». Así empezó ayer su primera rueda de prensa como portavoz del Gobierno Isabel Celaá.

Y su reflexión se extiende al Gobierno, que pide tiempo para echar a andar. «No vamos a disponer de 100 días, pero una semana. . . », pidió Celaá. Pedro Sánchez estaba hace una semana ganando la moción de censura y hace dos presentándola. Nada de esto entraba en los planes y, por el momento, se nota. Esa comparecencia de hace dos semanas fue además la última en la que Sánchez contestó en rueda de prensa.

Esa es por ahora, la realidad. Aunque la retórica que Celaá puso en lo alto de la mesa fue bien distinta. La nueva voz del Ejecutivo puso en valor la «rapidez, sobriedad y serenidad con que este Gobierno se ha puesto en marcha». Lo definió como «un Gobierno en acción» que no se ha tomado «ni un respiro» y que «no ha venido a aprender». Pero la realidad es que no se tomó ayer ninguna medida. Al margen de la confusión creada en torno a la supervisión financiera de Cataluña. Lo único que salió ayer del Consejo de Ministros fueron los nombramientos de altos cargos.

El debut del Gobierno de Pedro Sánchez es muy diferente al que realizó el primer Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ayer compareció Isabel Celaá y no quiso anticipar ninguna medida. En aquella ocasión lo hizo la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría para anticipar que siete días después lanzarían su primera batería de medidas para combatir la crisis económica. El nuevo Gobierno no comunicó tras su primera reunión cuáles serían sus primeros objetivos.

Contacto con los presidentes

La portavoz del Gobierno anunció que Sánchez va a comenzar a ponerse en contacto con todos los presidentes autonómicos para tratar de cerrar en agenda encuentros bilaterales con todos ellos. «Se va a encontrar en reuniones bilaterales con todos y cada uno de los presidentes autonómicos, también con Torra», señaló Celaá cuando se le preguntaba por si el encuentro con el presidente de la Generalitat era la prioridad. A media tarde de ayer ya se había producido un contacto entre ellos para concertar una reunión. Aunque desde La Moncloa se enmarcó en la ronda que Sánchez desarrolló con todos los presidentes autonómicos.

Celaá aseguró que en el Consejo no se abordaron las materias que Sánchez y Torra podrían abordar, pero reconoció que «el principal problema es el de la integridad territorial» y que el gran objetivo del Gobierno es «normalizar el país», pero descartando que el derecho de autodeterminación pueda ser un elemento de negociación y que está «absolutamente fuera» de cualquier discusión: «Con la Constitución en una mano y el diálogo en la otra. Trataremos de avanzar. Venimos a normalizar».

No quiso Celaá abordar más detalles respecto a Cataluña, y despejó la cuestión a una pronta comparecencia de la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet. Preguntada por si correspondería a ella la línea de actuación en esta materia, la portavoz fue tajante: «El liderazgo corresponde al presidente» porque la cuestión catalana «es transversal al Gobierno».

«Lo que barrió la crisis»

Una de las incógnitas de este Gobierno es durante cuánto tiempo va a desarrollar su acción ejecutiva. Cuando Sánchez presentó la moción de censura contra Rajoy aseguró que el Gobierno resultante «convocaría elecciones». Y se llegó a apostillar que sería «cuanto antes», después de lograr un horizonte de estabilidad que nunca quedó claro qué era eso exactamente. La duración de la legislatura fue uno de los elementos clave de negociación en la moción de censura. Sánchez logró el apoyo clave del PNV, que lo que demanda es agotar los dos años que quedan. Constatado que solo es Ciudadanos quien desea ir pronto a las urnas, en el Gobierno no tienen ninguna prisa.

Ayer la portavoz apuntó que pese a la forma en que Sánchez ha alcanzado La Moncloa, este Gobierno «tiene toda la legitimidad para acabar la legislatura», y recordó que la elección del momento solo corresponde al presidente del Gobierno.

Celaá no avanzó medidas, señaló que los nuevos ministros plantearon aquellos campos de sus departamentos en los que consideran «perentorio» actuar. Solo a preguntas de la prensa avanzó en algunas cuestiones. Habló de la «vocación social» del Gobierno y de hacer realidad las «expectativas» de recuperar «todo aquello que barrió la crisis».

Planteó por ejemplo «la posibilidad de introducir mejoras en política social», de la mano de las Comunidades Autónomas, aunque «respetando» los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Aseguró que un alza de impuestos no se había tratado,

Sobre una posible derogación de la reforma laboral, Celaá planteó que la cuestión la abordará la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. Pero no descartó cambios: «Se va a analizar íntegramente la reforma laboral y se van a plantear las modificaciones que considere». Celaá

La portavoz quiso agradecer «a la presidenta del Congreso su detalle de elegancia al permitir que la próxima semana no haya sesión de control». El Gobierno necesita unos días para empezar a carburar. .

abc.es »

Tags: #gobierno #celaá #sánchez #ayer #portavoz

2018-6-9 04:59

gobierno celaá → Результатов: 3 / gobierno celaá - фото


EN DIRECTO: Las primeras medidas aprobadas por el Gobierno de Sánchez

Arranca una nueva etapa. El Consejo de Ministras y Ministros de Pedro Sánchez se ha reunido este viernes por primera vez para tomar sus primeras medidas tras la toma de posesión este jueves. La ministra de Educación, Isabel Celaá, debuta además como portavoz del Ejecutivo anunciando los acuerdos adoptados por el Gobierno, que por primera vez está formado por más mujeres (11) que hombres (7). huffingtonpost.es »

2018-06-08 14:59 / Política