Delgado: «Hay un chantaje al Estado y soy víctima»

Un día después de que el Pleno del Congreso aprobara pedir la dimisión de la titular de Justicia, Dolores Delgado ha tenido que afrontar esta mañana en el mismo escenario una nueva ofensiva del PP, con dos preguntas durante la sesión de control.

Un trance que la ministra ha enfrentado insistiendo varias veces las palabras «víctima» y «chantaje».

«Soy víctima, y lo que no se debe hacer es admitir ese chantaje al Estado y revictimar a la víctima del chantaje, porque soy víctima de ese chantaje», ha replicado ante la petición de dimisión que le ha formulado el vicesecretario general de organización, Javier Maroto.

Una tesis que no le ha admitido el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro. «No se sostiene que es víctima de una conspiración», le reprochó. «Todos hemos escuchado que la voz de esas grabaciones es la suya y usted dijo que tuvo conocimiento directo de hechos muy graves y no hizo nada», ahondó. Delgado se justificó asegurando que las grabaciones están manipuladas y recordando que se ha abierto un procedimiento judicial.

No convenció a Bermúdez de Castro que le advirtió que «no puede dar lecciones, ni ejemplo de nada por lo que no debería seguir formando parte del Gobierno ni un minuto más y dimitir por dignidad personal». Continuó acusando a la ministra de asestar un «tremendo daño» a la Justicia española e inistiendo en la necesida de su dimisión.

Delgado, no obstante, combinó el tono victimista con el modo contraataque. «Chantajear es difamar, es vertir mentiras, expandir grabaciones ilegales, conversaciones manipuladas hacer que coherencias y principios puedan verse mancillados (. . . ) pero también seguir la lógica política que el chantisjista quiere y entrar en ese lodazal político», había recriminado a Maroto. Según la ministra, el partido mayoritario entra en el lodazal «porque ahora se encuentra enfrente a un Gobierno socialista que está dando respuestas en solo cuatro meses a los españoles en todos los ámbitos».

La tensión, no obstante, fue a más cuando Bermúdez de Castro le reprochó que no denunciara los graves hechos aflorados en las grabaciones. «No he presenciado la comisión de ningún delito, ni he presenciado ningún hecho que esté obligada a denunciar. Sé distinguir perfectamente lo que es un delito de lo que no lo es», subrayó, antes de recriminar al PP no haber denunciado la presunta financiación del partido. Los abucheos y las protestas crecieron entonces en la bancada popular, que terminó por interrumpir el Pleno coreando «dimisión, dimisión». .

abc.es »

Tags: #víctima #chantaje #dimisión #grabaciones #delgado #ese #ministra #bermúdez

2018-10-10 13:43