Florencia prohíbe comer en calles del centro histórico

Una pelea entre turistas españoles y un comerciante de Florencia ha sido el factor desencadenante para que el ayuntamiento adopte urgentes medidas con el objetivo de imponer el decoro en algunas céntricas calles florentinas, asediadas de turistas, un problema que se arrastra desde hace años.

«¡Circulen, circulen!». Esta es la palabra de orden de los policías municipales de Florencia que vigilan ahora en algunas calles del centro de la capital Toscana para evitar que los turistas se sienten a comer en un bordillo de la acera, delante de un negocio o simplemente permanezcan de pie devorando un gustoso bocadillo, dejando a menudo restos de comida por doquier.

Podría costar muy caro comer parado en la calle un bocadillo del célebre local «Antico Vinaio», situado en la centralísima via dei Neri, donde se venden exquisitas «focaccias». Una visita obligada para cientos de turistas cada día, que hacen incluso cola para entrar en el local. Ahora podrán comer dentro, pero no en la calle, dificultando el paso de los florentinos. Con la focaccia en la mano hay que circular y marcharse a zonas sin asedio turístico. Evocando el título de una comedia de Woody Allen, se podría decir «coge el bocadillo y corre».

El alcalde Dario Nardella,ha aprobado una ordenanza que impone multas desde 150 hasta 500 euros a quien coma en la calle campando a sus anchas. Entró en vigor el pasado 4 de septiembre y estará a prueba hasta el 6 de enero, con prohibiciones para las horas de comida y de cena: Entre las 12 y 15 y sucesivamente desde las 18 hasta las 22, en las calles Via dei Neri, en el Piazzale degli Uffizi, Piazza del Grano, Via della Ninna y áreas adyacentes. Para advertir a los miles de turistas que acuden a esta zona a comer, el ayuntamiento ha publicado carteles en inglés e italiano, que se deben exponer de forma bien visible en los locales.

Pelea de tres turistas españoles y un peletero

«Medidas de prevención y tutela de la habitabilidad y del decoro en Via dei Neri y áreas limítrofes», señala la ordenanza, cuya aplicación y control corresponde a la policía municipal. En el texto se recuerda incluso la pelea del pasado 20 de agosto entre el propietario de una peletería y tres turistas españoles.

El comerciante, un sexagenario de nombre Mohamed, les pidió que se retiraran del espacio que ocupaban ante su tienda, lo que generó una tensa discusión. De las palabras se pasó a los empujones, el comerciante cayó al suelo ante la puerta de su tienda, se levantó y corriendo se adentró en su negocio para coger un bastón con el que puso en fuga a los turistas.

De la pelea existe un video, filmado por la telecámara de la tienda, del que se han hecho eco los medios de comunicación. El alcalde Nardella se presentó en su negocio para, en desagravio, hacerle entrega personal de un cartel con advertencia a los turistas, prohibiendo «comer, beber de forma indecente ocupando con bolsas u otros materiales el suelo público».

La presidenta del comité de Via dei Neri, Roberta Pieraccioni, ha mostrado su satisfacción con la medida, porque «nos da fuerza y legitimidad para imponer mayor decoro a los turistas, que ahora, con la presencia de la policía municipal, se mostrarán más respetuosos». El alcalde Nardella lo tiene claro: «Si los turistas se comportan como harían en su casa, serán bienvenidos». .

abc.es »

Tags: #turistas #comer #via #dei #neri #calles #pelea #negocio

2018-9-8 04:11

turistas comer → Результатов: 1 / turistas comer - фото