Huelga general en Nicaragua en un clima de máxima tensión

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, agrupación que aglutina a diferentes asociaciones civiles en Nicaragua, celebra este jueves un paro en todo el país para denunciar la represión ejercida por el presidente, Daniel Ortega, para disuadir las manifestaciones en su contra.

Después de 56 días marcados por marchas pacíficas y enfrenamientos entre policías y manifestantes, la Alianza ha convocado a los ciudadanos a realizar una huelga nacional durante todo el jueves 14 de junio. Hasta el momento, han fallecido 147 nicaragüenses desde el 18 de abril, fecha en que comenzaron las protestas.

«Instamos a todos los dueños de negocios, a pequeños y medianos empresarios, profesionales independientes y negocios por cuenta propia a cerrar sus establecimientos y cesar actividades», dijo en un comunicado la Alianza, organismo que aglutina a diferentes agrupaciones de empresarios como la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua o la Cosep (la patronal), además de asociaciones de campesinos y estudiantes entre otras. «Solamente la acción cívica concertada de todos asegurará el éxito de esta acción legítima encaminada a detener la violencia y la represión», continúa el escrito.

El objetivo de este paro es lograr que se reanude «de inmediato» el Diálogo Nacional entre la oposición y el Gobierno de Nicaragua para lograr una solución al conflicto que sacude el país.

Las negociaciones ya tuvieron lugar a mediados del pasado mes de mayo, gracias a la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). Sin embargo, la CEN suspendió las conversaciones el 31 de mayo, después de que Ortega utilizara de nuevo la violencia como mecanismo para acallar una masiva protesta en su contra.

Desde entonces, los obispos se han vuelto a reunir recientemente con el presidente para intentar convencerle de la importancia de retomar el Diálogo Nacional.

Ortega mantiene la represión

No obstante, Daniel Ortega no ha mostrado hasta ahora ninguna intención de poner fin a la represión, una de las condiciones fundamentales de la CEN para reanudar las conversaciones.

Es más, durante las últimas semanas el presidente está haciendo un uso continuo de las turbas fieles a la causa sandinista, en un intento de aplastar cualquier atisbo de disidencia en su contra.

ABC informaba hace una semana de un total de 127 muertos desde que se desataron las protestas el 18 de abril; la cifra este miércoles rondaba ya los 147 fallecidos.

Con el objetivo de que el presidente Ortega ponga fin a la represión, el Centro Carter denunció la presencia de «grupos parapoliciales» en las calles y exigió al presidente nicaragüense que desmantele las turbas como requisito necesario para encontrar una solución pacífica a la crisis en el país. .

abc.es »

Tags: #presidente #represión #ortega #nicaragua #entre #país

2018-6-14 06:43