Ni lesionado le dejan descansar

No esconde el Barcelona la necesidad que tiene de Leo Messi en la incidencia en su juego. Ni siquiera los buenos resultados cosechados por el equipo tras la lesión del argentino hace poco más de quince días insuflan cierto optimismo en la masa social culé, atenazada por la dependencia hacia el argentino y la constancia de que sin él los dos últimos triunfos son ciertamente engañosos.

La prueba más fehaciente es que Ernesto Valverde se lo ha llevado a Milán y hoy le sentará en el banquillo por si el partido se tuerce. Es cierto que ya se entrena con sus compañeros, tanto como que la fractura de radio que le ha obligado a perderse el clásico, el primer duelo ante el Inter, el choque de Copa ante la Cultural y el del Rayo este pasado fin de semana, necesita de más tiempo para soldar sin riesgos.

El Barcelona ha tratado de atenuar la ausencia de Messi y aunque ante el Real Madrid dio la sensación que se había encontrado la tecla, lo cierto es que en partidos posteriores se comprobó que era un espejismo. La Cultural, equipo de segunda B, demostró que el fondo de armario culé está apolillado y fue necesario un gol de Lenglet en la prolongación para ganar. Algo similar ocurrió en Vallecas, donde se apareció el fantasma de Butarque y entre Dembélé y Luis Suárez certificaron una remontada ante el Rayo en los últimos cuatro minutos.

«Cuando hablas del Barcelona, te refieres al máximo nivel de dificultad que existe. El Barcelona es un punto de referencia para los entrenadores en cualquier deporte. El Barça es una filosofía, no sólo en jugar al fútbol. Y Messi es su guinda, harina de otro costal», reconoce Luciano Spalletti, que mezcla temor y respeto a partes iguales cuando se refiere al rosarino. «La camiseta de Messi la quieren tener todos los niños que sueñan con ser futbolistas. El juega a otra velocidad, es el mejor», añade el técnico del Inter, que aún no sabe si podrá contar con Nainggolan, aunque todo apunta a que el belga llegará a tiempo al partido tras recuperarse en tiempo récord de una lesión de tobillo.

Se la prometían felices desde el equipo transalpino pensando que no le verían la cara a Messi en esta fase de grupos. Ahora no lo están tanto. «Que Messi esté en el campo cambia el partido. Si puedo elegir, espero que no esté», apuntaba ayer Borja Valero, que sabe que con Leo en el campo las posibilidades de clasificación del Inter bajan. No deja de ser curioso, no obstante, que disponiendo de la situación de privilegio en la que se encuentran, Valverde pueda forzar el retorno del argentino. Un punto clasificaría matemáticamente a los azulgranas para los octavos de final, aunque la victoria les certificaría como primeros de grupo.

Los números no suelen mentir y Messi es un seguro de vida, al igual que los guarismos muestran que Luis Suárez, que parece haber reencontrado su mejor estado de forma, es su mejor socio cuando se alían con el gol. Entre los dos futbolistas suman 97 goles con Valverde en el banquillo, lo que supone un 54 por ciento del total de los tantos que ha anotado el Barcelona. La sociedad que ambos han montado también alcanza a las asistencias, como demuestras los 27 goles que atesora Messi a pase del uruguayo. Y Suárez se ha beneficiado de las asistencias de Messi en 28 de sus dianas. .

abc.es »

Tags: #messi #barcelona #cuando #mejor #cierto #suárez

2018-11-6 04:43

messi barcelona → Результатов: 126 / messi barcelona - фото