El Madrid ya trabaja para renovar a Rudy Fernández

Cuando terminó la pasada temporada, Rudy se sentó con sus más allegados para meditar su futuro. Tras una campaña irregular, marcada por las lesiones y los dolores de espalda, tocaba hacer balance para ver las cosas con claridad y la reflexión le hizo tomar una de las decisiones más duras de su carrera.

Por primera vez, el alero tuvo que dejar a un lado la selección española, a cuya llamada nunca había fallado. Lo hizo para mimar su cuerpo y hacer un guiño cómplice al Real Madrid. Una decisión dolorosa que se ha traducido en otra buena temporada para el balear, que ya negocia con el club su continuidad, a solo unos meses del final de su contrato.

Aunque la intención del equipo blanco siempre ha sido contar con él, no fue hasta hace unos días cuando se hizo la primera llamada para negociar la renovación. Una aproximación para calibrar las posturas de uno y otro y sentar las bases de una oferta en firme. Proposición sobre la que ir trabajando para acortar distancias hasta llegar a un acuerdo. Un equilibrio entre el recorte de salario que quiere el club y los años de duración que desea el jugador. Él está dispuesto a hacer un esfuerzo por quedarse, pero quiere que el club también le valore.

Cuando llegó al Madrid en 2012, Rudy se convirtió en el jugador mejor pagado de la plantilla, con un estatus económico al nivel de los mejores de la Euroliga. El alero es consciente de que, a día de hoy, su valor en el mercado ya no es tan alto, pero no está tampoco dispuesto a rebajar su ficha de manera drástica solo por continuar luciendo la elástica blanca. Además del salario, Rudy espera que el Real Madrid le ofrezca, como mínimo, dos temporadas, porque no quiere vivir de nuevo esta incertidumbre dentro de unos meses y cree que se ha ganado esa confianza a largo plazo por parte del club.

A sus 32 años, el balear sabe que está ante uno de los últimos contratos de su carrera y por eso no quiere precipitarse a la hora de tomar una decisión. Le quedan buenos años de baloncesto en sus piernas y más aún después del trabajo físico que ha llevado a cado en los últimos tiempos, que le ha permitido fortalecer su cuerpo para evitar recaídas musculares.

Un tirador muy efectivo

Esta temporada, apenas se ha perdido once partidos, muchos de ellos por precaución y sus números le sitúan de nuevo entre los mejores de Europa en su posición. Rudy luce con un trabajo más gris, sin tanta lucidez personal, pero muy importante para cualquier entrenador. De hecho, Pablo Laso ha expresado varias veces en público que estaría encantado si el alero sigue de blanco la próxima temporada y así se lo ha hecho saber al club.

La presencia del «5» del Real Madrid en la cancha supone una mejora instantánea de la capacidad defensiva del equipo. Con Rudy en pista, los blancos son más agresivos en el rebote ofensivo -una de las carencias del año pasado- y juegan a una velocidad mucho más rápida. Además, Fernández ha vuelto a ser una amenaza exterior fiable, como lo era en la NBA, convirtiéndose este año en el jugador de la ACB con mejor porcentaje de acierto desde el triple.

El Real Madrid espera convencer al jugador, que es feliz en la capital de España, donde lleva ya seis años viviendo desde que volvió de Estados Unidos. Su familia está asentada en la ciudad y él está muy identificado con el club, por lo que su intención es agotar la negociación con el club blanco antes de escuchar cualquier oferta de otro equipo. Mientras llega ese posible acuerdo, Rudy sigue centrado en la competición. Sobre todo en la Euroliga, donde los blancos tienen esta semana dos partidos decisivos para amarrar la cuarta plaza que da ventaja de campo en cuartos de final. .

abc.es »

Tags: #rudy #club #madrid #quiere #real

2018-3-20 11:31