Marc Gómez «Lufo», ante el reto de hacer las Américas en las MMA

Las artes marciales mixtas (MMA) siguen creciendo a buen ritmo en España. No son pocos los luchadores nacionales que han conseguido forjarse un nombre en el extranjero y compiten en las mejores ligas del mundo.

Este es el caso de Marc Gómez (Barcelona, 1992), también conocido como «Lufo», que cruzará el charco hasta Cancún (México) el 11 de noviembre para tratar de hacer las Américas en las MMA y convertirse así en un indiano del siglo XXI, pues participa en la Copa Combate, cuyo ganador se embolsará un premio de 100. 000 dólares.

El luchador barcelonés es uno de los ocho participantes del torneo del peso gallo (61 kilos) que organiza la promotora Combate Américas, la mayor que existe de habla hispana. Para dar el tan ansiado «pelotazo», tendrá que resultar vencedor de tres combates, ya que se organiza a modo de eliminatoria: cuartos de final, semifinales y final, todo ello en el mismo día. Un torneo que exige una resistencia sobrenatural para estos «gladiadores» y donde las estrategias de los deportistas procedentes de Estados Unidos, México, Colombia, Perú, Puerto Rico, Argentina y España serán determinantes en la conquista de la Copa Combate.

Con un campeonato con tanto nivel de desgaste físico, la preparación para «Lufo», que ostenta un récord de 20 victorias y 10 derrotas, es fundamental. Entrenado por Yan Cabral, ha realizado todo el campamento de entrenamiento preparatorio en el gimnasio Templum Barcelona. «Hemos reunido un equipo de mucho nivel y también he tenido visitas extranjeras que me han ayudado para esta competición, así que nos hemos podido preparar muy bien», explica orgulloso el barcelonés a ABC. «Combate Américas es lo más lejos que he llegado en mi carrera y tengo muy claro que lo van a tener crudo para sacarme el premio de dentro, es mi oportunidad y voy a dar el 100%».

Los 100. 000 dólares -el mayor premio al que ha aspirado un luchador español de MMA- son un aliciente para salir «con todo», pero para «Lufo» la Copa Combate es un premio a la constancia, el trabajo y el sacrificio. Es profesor en un gimnasio y trabaja como portero en un local de ocio nocturno, a lo que suma el dinero que gana con las peleas. «Malvivo, hasta que demos el 'pelotazo'», cuenta entre risas. Y es que la carrera de este joven ha sido meteórica. Comenzó con casi 18 años por «hobbie» y un año más tarde ya estaba en el octógono peleando como profesional. Desde entonces no ha parado de entrenar y de competir aún «aceptando peleas que no debía».

Atrevido y carismático, el deportista barcelonés es un luchador moderno, pues es su propio mánager y maneja las redes sociales con la misma destreza que finta los golpes. «Intento siempre mostrar al aficionado y al seguidor cómo hacemos todo. Cómo son mis entrenamientos, mis cortes de peso, cómo pueden ser mis dietas, intento acercarme bastante al público y que vean tanto lo bueno como lo malo. Tanto lo duro, como lo divertido». En un deporte que está en auge, pero que todavía queda lejos en número de seguidores con respecto al fútbol, la clave, cree, está en «empatizar con el público» y reconoce que a día de hoy, vende más un luchador «mediático» que uno «bueno», como demuesta que hayan llegado algunos a UFC (la mayor organización de MMA del mundo) «con cero peleas» en su casillero.

Pese al largo camino que le queda por recorrer a las MMA españolas, el único fracaso sería no intentarlo y «Lufo» tiene la oportunidad de poner en el punto de mira internacional la bandera de nuestro país. El barcelonés está convencido de que regresará con más ceros en la cuenta bancaria, pues ahora está en su etapa más boyante. Es el momento de demostrar que el nivel de los españoles es de talla mundial. «No voy a dejar que nadie me robe este momento», avisa el potencial indiano español. .

abc.es »

Tags: #combate #lufo #mma #barcelonés #américas

2017-11-6 10:43