Muere Pinito de Oro, la reina del trapecio

El trapecio fue su casa. Sin vértigo y desafiando las leyes de la gravedad dejó con las bocas abiertas a muchas generaciones que sintieron escalofríos con sus piruetas en las alturas. Y es que el circo corría por sus venas desde que impuso su empeño para participar en el circo familiar que poseía su padre y donde trabajaban sus once hermanos.

Comenzó a dominar el alambre y su tesón la aupó a los doce años como alambrista. Todo un reto.

En 1950 su fama llegó a Nueva York, donde fue contratada por el circo Ringling Bross, realizando una gira que se repitió durante nueve años. Sus arriesgados ejercicios pronto llamaron la atención mundial y solo una fuerte discusión con el director de cine Cecil B. de Mille impidió su participación en la película «El mayor espectáculo del mundo». De fuerte temperamento y enamorada de su profesión, su padre la llamó «Pinito del Oro» en homenaje a la famosa trapecista conocida como «La Rita de Plata». Sus caídas del trapecio fueron su acicate. Se retiró tras varios accidentes en 1961, pero en 1968 reapareció en Madrid con el Circo Price. Fue todo un acontecimiento que se prolongó hasta su grave caída en Laredo. Se retiró el 17 de abril de 1970, coincidiendo con la última representación del Circo Price en Madrid. .

abc.es »

Tags: #circo #trapecio

2017-10-26 02:43