¿Mueren las ballenas en las playas a causa de las tormentas solares?

La imagen es descorazonadora. Decenas, más de un centenar a veces, de ballenas varadas en una playa, sin poder moverse, en ocasiones rodeadas por un grupo de personas que intentan ayudarlas por todos los medios.

¿Cómo han llegado hasta allí? ¿Qué ha hecho que dejen el mar abierto para acercarse a la orilla y quedar atrapadas en la arena? Los científicos barajan todo tipo de teorías para encontrar sentido a esas extrañas muertes, que se repiten por todo el mundo, desde que los animales se despistan por los radares de los grandes buques o que siguen a un cabeza de grupo desorientado por alguna enfermedad. Pero quizás la causa no tenga nada que ver con la actividad humana e incluso puede encontrarse fuera de la Tierra.

Investigadores proponen en la revista International Journal of Astrobiology que, en realidad, los varamientos pueden ser causados por las tormentas solares, que confunden los sistemas de navegación de las ballenas. Es sabido que estos fenómenos, provocados por eyecciones de partículas cargadas del Sol, alteran el campo magnético de nuestro planeta y son las causantes de las auroras en los polos. En su grado más extremo, pueden afectar a las redes eléctricas y, además, modificar las órbitas de los satélites y poner en peligro las naves espaciales.

El autor principal del estudio, Klaus Heinrich Vanselow, de la Universidad Christian Albrecht de Kiel, Alemania, cree que hay una relación entre la actividad solar y los varamientos de cachalotes en el Mar del Norte. En concreto, ha estudiado el caso de una treintena de mamíferos que acabaron muertos en las playas en enero y febrero de 2016, poco después de que se produjeran grandes perturbaciones magnéticas en la zona a causa de dos tormentas solares. Según explican, esto pudo haber confundido a las ballenas que se dirigían hacia el sur a través del Mar de Noruega. Los animales equivocaron su camino y acabaron en aguas poco profundas en lugar de dirigirse al océano abierto al oeste de Reino Unido e Irlanda.

Dos cachalotes en la playa de Skegness, Reino Unido, en enero de 2016- REUTERS/Andrew Yates

Jóvenes machos

Las ballenas varadas eran todas machos, porque las hembras permanecen en aguas más cálidas cerca del ecuador mientras que los machos se dirigen a los polos para alimentarse. Y, curiosamente, la mayoría también eran jóvenes. Según los autores, la explicación es que, como estos ejemplares han crecido en las aguas más abiertas cerca del ecuador, donde los campos magnéticos no son perturbados por las tormentas solares, tienen menos experiencia en navegar en tales condiciones. Como resultado, las ballenas jóvenes pueden desorientarse en el mar meridional de Noruega como resultado de no adoptar sistemas de navegación alternativos a tiempo y quedar atrapadas en aguas poco profundas.

«Las interrupciones del campo magnético de la Tierra por las tormentas solares pueden durar aproximadamente un día y dar lugar a cambios de latitud magnética a corto plazo correspondientes a desplazamientos de hasta 460 km», explican los investigadores. Los cachalotes nadan alrededor de 100 km diarios.

La teoría puede parecer sorprendente, pero no es la primera vez que los científicos plantean algo semejante. A principios de este mismo año, investigadores de NASA anunciaban el inicio de un gran estudio sobre la posible correlación de los dos enigmáticos fenómenos que parecen tan distantes pero que quizás tengan más que ver entre sí de lo que parece.

Más información:

Desentierran un varamiento masivo de ballenas de hace 9 millones de años

Diez curiosidades fascinantes sobre las ballenas que aumentan su leyenda.

abc.es »

Tags: #ballenas #tormentas #solares #pueden #aguas #mar #poco

2017-9-8 00:43