Un Orgullo Gay con poca policía y veto al PP

Las celebraciones del Orgullo Gay (MADO) 2018 en Madrid, que conmemoran el 40 aniversario de sus reivindicaciones, han estado marcadas por los problemas derivados de las escasez de agentes. La causa es el conflicto cada vez más enquistado que se vive entre la Policía Municipal y el Ayuntamiento de Madrid por el convenio colectivo.

La supresión de libranzas realizada por los responsables de la concejalía que dirige Javier Barbero para garantizar la presencia de los efectivos -que ha dejado los últimos días sin plantilla y/o bajo mínimos a varios distritos de la capital-, se recrudeció este sábado, el día grande del Orgullo. Y el más complicado en materia de seguridad, máxime cuando estamos en alerta 4 terrorista.

[Sigue en directo la manifestación del Orgullo Gay en Madrid]

Miles de personas asistieron bajo un sol de justicia a la marcha festiva convocada por los colectivos LGTBI. La cabecera con el lema «Conquistando Igualdad, TRANSformando la sociedad», estuvo sujetada por representantes políticos. Entre ellos, la ministra de Sanidad, Carmen Montón, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlasca, y la de Economía, Nadia Calviño. La nota discordante fue el «veto» que los organizadores impusieron al PP de Madrid y al presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que no pudo asistir, como otros años, como «castigo»por incumplir la Ley de Igualdad de trato de LGTBI y la Ley Integral de transexualidad. A título particular acudió el consejero de Cultura, Jaime de los Santos. Por parte del Ayuntamiento estuvo presente la alcaldesa, Manuela Carmena y varios concejales y portavoces de la oposición. En cuanto a Cs, no faltó su líder, Albert Rivera.

La Puerta del Sol, un vertederoEsa marcha y el posterior desfile con 47 carrozas, que reunió a miles de personas por el eje Atocha-Colón, y los conciertos y eventos que se realizaron por la noche en Chueca y la Puerta del Sol, se celebraron bajo el signo de la «pésima planificación del Ayuntamiento, comprometiendo la seguridad de los ciudadanos». Así lo han venido alertando estos días los sindicatos CPPM, AMPU y CSIT-UP. Todo ello, a pesar de los mil policías nacionales previstos y los 600 municipales adicionales en el dispositivo de ayer.

«Al haber menos controles, se requisó menos vidrio, drogas y objetos peligrosos y los lateros vendieron alcohol», denuncia CSIT-UP

Hasta un 50% de los agentes que tenían que trabajar, tanto en el MADO como en los distritos, no lo hicieron; se dieron de baja médica. El hecho de tener que doblar turnos, el no respetar los descansos semanales y cancelar vacaciones -decisión del Área de Seguridad ante la falta de voluntarios como protesta por el conflicto laboral-, las altas temperatura y el estar hasta 16 horas seguidas de pie, fueron las causas. «No se puede vestir a un santo para desvestir a otro. No somos máquinas y algunos compañeros están al límite físico. La situación es muy delicada, y en algunas Unidades de Distrito las bajas afectan al 90 y al 100% de la plantilla, como fue el caso de Carabanchel y Puente de Vallecas», precisó a ABC José Francisco Horcajo, portavoz de CSIT-UP.

Esas bajas en masa a escasas horas de la marcha del Orgullo llevó a los responsables del Área de Seguridad a pedir refuerzos con carácter de urgencia al Cuerpo Nacional de Policía para la vigilancia de las fiestas del Orgullo y la noche madrileña en general, según las fuentes consultadas. Al final, de las 30 patrullas que solicitaron, consiguieron 20. A cada funcionario le compensarán con 140 euros. «Es un desastre hacer esa petición poco antes de empezar un servicio», comentaban algunos.

Vallas con bridsa sustituyendo a agentes

Desde CSIT-UP, su portavoz denunciaba lo ocurrido la noche del sábado por el déficit de personal y advertía de lo que podía ocurrir. «Al haber menos controles en los accesos a las plazas no se requisaban botellas de cristal, drogas y otros objetos peligrosos, con el riesgo que conlleva en caso de reyertas o agresiones. Además, los "lateros" hicieron el agosto y vendieron hasta alcohol, un peligroso cóctel molotov». Junto a ello, criticó que la concejalía, para dar la sensación de seguridad, colocara a los agentes en el centro de las plazas o en los laterales, un despropósito en caso de avalanchas». El sindicato rechazó que para suplirles, recurran a los agentes de movilidad, que ni tienen la formación ni los medios para actuar: armas, chalecos. . . o a las vallas sujetas con bridas, un peligro más.

CSIT-UP achacó también a la escasez de agentes el vertedero en el que se convirtieron las calles con vidrios rotos. «Si no ha pasado nada ha sido una suerte. La seguridad es algo muy serio que no se puede tomar a pitorreo». .

abc.es »

Tags: #orgullo #seguridad #agentes #csit-up #madrid #noche

2018-7-8 00:43

orgullo seguridad → Результатов: 4 / orgullo seguridad - фото