La Paz y La Princesa buscan mayores de más de 65 años para probar la vacuna del coronavirus

Con un día de retraso, La Paz y La Princesa de Madrid se sumaron ayer al ensayo clínico internacional que pone a prueba la seguridad y la eficacia de una vacuna contra el coronavirus, la primera que se prueba en España.

Los hospitales madrileños participan junto al Marqués de Valdecilla de Santander y centros de otros tres países en un ensayo clínico que inoculará el fármaco de la farmacéutica Janssen a 550 adultos sanos.

El anuncio de que España necesitaba voluntarios para probar la nueva vacuna provocó un aluvión de peticiones para participar en el ensayo. Pero ayer los hospitales de Madrid aún no habían conseguido cerrar el número suficiente de candidatos de mayores de 65 años. Este grupo es especialmente importante porque la población mayor es la más vulnerable frente al coronavirus y porque su sistema inmune está más debilitado. De manera, que conocer cómo reaccionan a la vacuna es una de las informaciones más valiosas.

La vacuna se prueba en dos grupos de edad diferentes: de más de 18 años y a partir de 65 años. «No hay miedo detrás de esta ausencia», asegura Francisco Abad, jefe del servicio de Farmacología Clínica de La Princesa. La aparición reciente de un caso de mielietis (inflamación de la médula) en otro ensayo clínico que también probaba una vacuna frente al Covid-19 no es la causa de la falta de voluntarios. «Tenemos muchas peticiones

, hay mucha gente que quiere colaborar, pero algunos se dan de baja cuando descubren que están obligados a hacer muchas visitas al hospital. En otros casos, son descartados porque tienen patologías crónicas como la diabetes o la obesidad que les descartan como voluntarios sanos. Pero también estamos renunciando a voluntarios porque han pasado ya la infección y tienen anticuerpos o porque dan positivo cuando les hacemos una prueba PCR. Solo podemos probar la vacuna en personas que son vírgenes para el virus», explica Abad.

Ayer una decena de voluntarios recibieron el primer pinchazo de la vacuna en Madrid. Todos se llevaron un termómetro, un pulsioxímetro -aparato que mide la saturación de oxígeno- y un diario. En este cuaderno todos los voluntarios deberán apuntar diariamente su temperatura, saturación y cualquier síntoma sospechoso. Volverán al hospital una semana después para un primer control en el que se les hará análisis de sangre y control de constantes.

Diferentes dosis

Algunos recibirán una única dosis de la vacuna de Janssen; otros, solo placebo, unos una dosis al mes , algunos a los dos meses y otros a los tres. El ensayo se cerrará en 14 o 16 meses, pero se realizarán análisis intermedios. «Posiblemente en cuatro meses tengamos datos de la respuesta de anticuerpos y los datos de seguridad a corto plazo, a final de año», explica el responsable de la unidad de ensayos de La Princesa. Lo que más inquieta en un ensayo de fase 2 como el que se realiza es la seguridad de los participantes. «Nos preocupa mucho que haya algún problema grave. Todos cuentan con un teléfono de contacto que está operativo durante 24 horas, en caso de complicación médica», asegura Abad.

Los voluntarios recibirán, además, una compensación económica por las molestias ocasionadas o gastos de desplazamiento que no deberá superar los 70 o 80 euros por día. «Pero esto no se hace por dinero, sino por la necesidad de hacer un bien por la sociedad y todos deberíamos estar agradecidos a la labor que hacen los voluntarios», concluye el responsable de La Princesa. .

abc.es »

Tags: #vacuna #voluntarios #ensayo #porque #princesa #años

2020-9-16 02:01

vacuna voluntarios → Результатов: 15 / vacuna voluntarios - фото