Un piso «muy feo», un favor del ginecólogo y perritos calientes: los dramas de «El embarazo de la Rebe»

«El embarazo de la Rebe» vivió este viernes su esperada segunda entrega. El 'spin-off' de «Los Gipsy Kings» que sigue a Rebeca Jiménez, una de las personalidades más emblemáticas del 'docu-reality' de Cuatro, regresó al 'prime-time' de la quinta noche de la semana con tramas de lo ma´s rocambolescas.

El embarazo de La Rebe

La noche se iniciaba con una noticia de lo más esperada por Rebe y su novio, José. Dani, el padre de la primera, les encontraba un piso en Plasencia en la duodécima semana de gestación de la joven. Aunque para su tristeza, ni su hija ni su yerno quedaban contentos con su adquisición. «Este piso es muy feo. No era lo que yo buscaba y no es lo que yo quiero», espetó sin tapujos Rebe. «¡Y esa tele es del año 'catapum'», agregó. Punto de vista con el que coincidió su novio, aunque éste fue más explícito. «¡Vaya mierda de piso!», sentenció, sin pelos en la lengua.

Como no podía ser de otro modo, la opinión de Rebe y de José, similar a la de Marisol, la madre de la primera, entristeció a Dani. «Me ha sentado fatal, porque lo he hecho con todo el amor del mundo y he visto que no les gusta. Y lo peor, que tampoco le gusta a Marisol», expresó el patriarca de los Jiménez.

Una «especialidad»

El drama continuó durante la primera noche que Rebe y José pasaron en su nuevo hogar y en el que la joven tuvo que enfrentarse a un reto que parecía que no sería capaz de afrontar: hacer un perrito caliente. «Te voy a hacer una especialidad», le decía a José, antes de llamar a su madre para que le explicara el procedimiento a seguir para hacer los perritos. Entretanto, tuvo tiempo para lanzar una nueva 'lindeza' a su casa: «¡Qué asco de piso! ¡¡No hay cobertura!!», bramó Rebe.

Poco a poco, no obstante, fueron haciéndose a su nuevo piso. En la semana 17 de gestación, Rebe y José fueron al ginecólogo para saber si el bebé «va a ser niño o niña». Sin embargo, lo hicieron sin cita, buscando un favor de la ginecóloga. . . que terminó por llegar. La Rebe y su novio se «colaron» en el ginecólogo, aunque no lograron su objetivo y les emplazaron a esperar «al menos quince días» para conocer el sexo del bebé. Aunque a Marisol, su intuición le decía que sería niña. «Tengo una corazonada», profetizaba orgullosa.

Los vaticinios de su mujer no parecían gustar a Dani, que sacó a relucir su vena más tradicional. «Marisol quiere pintar la habitación del bebé de rosa sin saber si es una niña o un niño. ¿Y si es niño? Como sea un niño, va a tener que venir su tía la del pueblo para que pinte la habitación de azul», expresó, antes de dedicarle un par de «peticiones» a su mujer que dejaron bastante que desear, como «¡Hazme un poco de café negro!» o «Y mi desayuno, ¿dónde está?».

Con José, Dani y su hermano Angelete centrados en la reforma del piso, Raquel y Noemí Salazar, dos de las miembros más emblemáticas de «Los Gipsy Kings», se pusieron manos a la obra para organizarle una fiesta sorpresa a Rebe. O una «baby shower», en términos más 'posh'. «Yo se lo he visto por internet a las pijas, y si lo tienen las pijas tiene que ser de alto “estarlin”», decía Noemí. Mientras, la Rebe tenía sus primeros antojos. «¡Paapa, quiero un oso grande de peluche!», le pedía a su padre. «¿Pero pa qué? ¡Si en el piso solo entran ellos dos y el bebé!», se preguntaba Dani.

El viaje a Talayuela, clave

Para intentar que su hija se distrajera, Marisol se llevó a la joven y a sus dos primas, Lucy y Chenoa, a Talayuela, el pueblo de Cáceres en el que nació. Allí, la mujer se sentía «la reina» de la fiesta. . . aunque su hija y sus sobrinas sentían «vergüenza ajena» de sus actos. Sin embargo, su viaje se tuvo que terminar antes de tiempo, porque Rebe comenzó a encontrarse mal y tuvo que ser trasladada al hospital. Los presagios no eran nada bueno. «A ver si va a ponerse de parto, así de golpe y porrazo», comentaban.

Con toda la familia reunida en torno a la Rebe, los médicos desvelaron la esperada noticia. «Es un niño», expresó el médico. «Menudo tostón me ha dado Marisol con que era una niña. Pero al final me he salido yo con la mía. ¡Es un machote!», expresó orgulloso Dani.

Fiel a sus predicciones, Dani fue más allá en su apuesta y compró un anillo para el pequeño. «¡Va a ser el niño más guapo del mundo! ¡Que Dios nos bendiga a todos!», finiquitó el patriarca de los Jiménez. Más detalles, el próximo viernes en Cuatro, la segunda cadena de Mediaset. .

abc.es »

Tags: #rebe #piso #dani #marisol #sin #niño #josé

2018-7-7 02:43