¿Qué harías si te dejasen plantado en una cita a ciegas?

«First Dates» lo ha vuelto a hacer. Ha reunido a dos comensales que poco (o nada) tienen que ver de lejos el uno con el otro. Kane, un joven camarero de 23 años, iba dispuesto a buscar el amor. Eso sí, con una larga lista de requisitos para su «pretendienta» por delante.

«Me gusta una mujer que vista bien, sea limpia, de derechas, pija. . . », dice mientras viste una camisa blanca a medio planchar y aseguraba que sus hobbies son «correr» y «beber». Por su parte, Saray, una estudiante de Guardia Civil de 19 años, se preocupaba por otro tipo de cosas: «Soy bastante tímida así que me gustaría una pareja que sea más habladora».

La chica que conquiste a Kane tiene una larga lista de requisitos por cuplir. ¿Será Saray? #FirstDates427 https://t. co/K7ZrmLUOps pic. twitter. com/1vyZdSqdoa— First dates (@firstdates_tv)

7 de septiembre de 2017Saray, a primera vista, no era lo que había ido buscando Kane. No era pija, pero sí que parecía ser divertida, pero su acompañante ni se molestó en intentar establecer una conversación con ella. «Si llegas aquí y no te gusta, ¿qué?», balbuceaba en un tono más que desagradable. En ese momento, Saray no sabía dónde meterse. «¡Qué incómoda la cosa, ¿no?», insistía el comensal.

Mientras Kane hacía alarde de su buena educación (nótese la ironía), Saray pasaba uno de los momentos menos agradables de su vida. «Es que no me hace caso. Está mirando todo menos a mí», replicaba. La comensal no sabía qué hcer así que se fue al baño donde se encontró a la camarera de «First Dates» que, tras una pequeña charla, deció marcharse a casa.

Finalmente, Saray le dio su merecido a Kane al irse sin ni siquiera despedirse. «Ya buscaremos otra noche», le dijo Sobera, quien entendió de sobra el motivo de la «huida» de Saray.

Saray no está por aguantar más tensiones incómodas y prefiere marcharse. Mientras, Kane, sigue comiendo #FirstDates427 pic. twitter. com/hhNhDR1MMF— First dates (@firstdates_tv)

7 de septiembre de 2017

«He sido educado y correcto», decía el comensal. Este no solo es un ejemplo de la mala educación de Kane, también es una demostración de que hay muchas veces en las que «First Dates» patina. No sabemos si porque habrá comensales que no saben con quién emparejar o porque de verdad creen que dos personas tan distintas pueden llegar a conectar. Quizá habría que pararse a pensar cuántas veces esta jugada ha salido realmente bien. En cualquier caso, al menos Kane se quedó contento con la comida. .

abc.es »

Tags: #kane #saray #dates #first #mientras #comensal

2017-9-8 00:43