Rolls-Royce Wraith. Espíritu de la noche

Rolls-Royce Wraith. Espíritu de la noche

Manuel ReyesEl Rolls-Royce Wraith (2014) ha continuado con la centenaria tradición de la marca de utilizar nombres que hacen alusión a los espíritus o fantasmas (Phantom, Ghost, Spirit) para bautizar a muchos de sus modelos.

Curiosamente estas “espirituales” denominaciones contrastan con el palpable lujo y la perfección al más alto nivel que, desde 1906, constituyen las señas de identidad de todos los Rolls-Royce.

Pero el Wraith marca nuevas referencias en tanto se erige en el Rolls más potente de la historia y el de mayor carácter deportivo. A este respecto su elegante carrocería de corte fastback constituye toda una declaración de intenciones.

Una carrocería coupé de dos puertas, que se abren en sentido contrario a la marcha, con un largo morro y un equilibrado voladizo trasero que enmascaran sus 5,27 m de longitud.

Bajo el capó oculta toda una obra de arte de la mecánica, un soberbio motor de 12 cilindros en V con inyección directa de gasolina y sobrealimentado mediante dos turbocompresores. Tiene 6,6 litros de cilindrada, desarrollando nada menos que 632 CV de potencia máxima, mientras presume de un par máximo digno de una locomotora, 800 Nm disponibles desde 1. 500 rpm.

Con esta cuadra de caballos pura sangre, la elegante dama alada puede viajar a una velocidad (limitada) de 250 km/h. Más impresionante es la cifra de aceleración, 4,6 s para pasar de 0 a 100 km/h un vehículo que pesa en vacío 2. 360 kg. El cambio automático de 8 velocidades va asistido mediante satélite (GPS).

A la hora de seleccionar la marcha adecuada tiene en cuenta el trazado de la carretera gracias a la información suministrada por sistema de navegación.  

El interior es una oda al lujo supremo. Profusión de materiales nobles, como la madera y el cuero, para recubrir totalmente un exquisito habitáculo capaz de acoger con total comodidad a cuatro pasajeros. Los ajustes son propios de la relojería suiza. Facilitan el acceso dos enormes puertas de bisagra posterior, que se cierran desde el interior pulsando un botón.

Y como la noche también invita a soñar, el recubrimiento del techo cuenta con 1. 340 puntos de luz de fibra óptica que simulan un cielo estrellado. El Rolls-Royce Wraith busca el cliente más deportivo.

Desde la firma aseguran que su suspensión neumática ofrece el confort de un Phantom,  pero transmite al conductor unas sensaciones de aplomo, de sujeción y de dominio hasta ahora inéditas en un Rolls, invitando a rodar muy deprisa.  Está disponible desde 340. 000 euros.  



.

lconfidencialdigital.com »

Tags: #wraith #rolls-royce #dos

2018-1-13 03:00