Sumisión

El Chernóbil de Sánchez (carente de la fibra moral del suicida Scherbitski) no hubiera sido posible sin la línea de «agradaores» mediáticos que apacienta el Consenso, de lo liberalio a lo prograjo.

Lo demás lo ha hecho el gen de la sumisión, del que es portador el español.

Para desentrañar la sumisión no hay que ir a la dialéctica hegeliana del amo y el esclavo, de la que arrancaría la historia humana. Ni siquiera al «problema de Hobbes», o problema de justificar la obligación política de los gobernados. Nuestro Santayana, uno de los cuatro grandes de Harvard (y nunca, ay, citado por Ortega), tiene en «La vida de la razón» la fábula del carnero castrado que resumimos:

-Un salvaje con hambre y. . . Ver Más.

abc.es »

Tags: #sumisión

2020-4-8 01:06