Todo lo que se sabe hasta ahora del desenlace del caso Diana Quer

La desaparición de la joven madrileña Diana Quer ha encontrado el final trágico que los agentes de la investigación preveían desde hace meses. Cuando en la tarde del sábado la mujer del principal sospechoso, José Enrique Abuín, «El Chicle», cambió su versión en la Comandancia de la Guardia Civil de La Coruña y lo dejó sin coartada para la noche del 22 de agosto de 2016 en que desapareció la chica, la confesión del autor del crimen fue cuestión de horas.

De madrugada, «El Chicle», a pesar de sus formas toscas y aparente dureza, confiesa por recomendación de su abogado que sí, que tal y como creían -con absoluta convicción- tanto la UCO como la Policía Judicial de La Coruña, él secuestró y asesinó a Diana.

Llegada de la furgoneta de la funeraria a la fábrica abandonada de Rianxo

-

EFE

Su confesión convertía la desaparición en un crimen, palabra maldita hasta ahora. El relato de los hechos fue confuso en sus primeras declaraciones. Durante el interrogatorio en Comandancia intentó justificarse ante los agentes hablando de un supuesto atropello a Diana. Pero lo que los investigadores querían en la madrugada de este domingo es que les condujera al lugar donde se deshizo del cadáver de la joven, casi quinientos días después de que se perdiera su rastro en A Pobra do Caramiñal.

Los GEAS, que han extraido el cadáver del pozo de la fábrica abandonada - EFE

«El Chicle», aconsejado por su letrado, guió a la Guardia Civil hasta una nave de una vieja fábrica en su parroquia natal de Santa María de Asados, en Rianxo, a apenas doscientos metros de la casa donde siguen viviendo sus padres y varios familiares directos. Todos conocen a «Kike» en la zona. La nave albergó primero una fábrica de gaseosas y, posteriormente, un almacen de muebles. Llevaba dos años vacía y convertida en un lugar de trapicheos varios, pequeños robos y fiestas para jóvenes. Alrededor de las cinco de la mañana, los investigadores encontraban el cadáver de Diana en un pozo en el interior del inmueble. Esta circunstancia llevó a que tuviesen que intervenir efectivos del GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) para sacar el cuerpo.

Imagen exclusiva del interior de la nave durante la localización del cadáver de Diana

-

J. L. J.

Intentó violarla y la arrojó al pozo

Durante la recuperación del cadáver, «El Chicle» acompañó a los investigadores en una operación que se prolongó varias horas. La primera confirmación oficial del hallazgo del cuerpo no se produjo hasta poco después de las once de la mañana, cuando el alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, atendía a los periodistas.

Hasta pasadas las 10. 30, los agentes no salieron de la nave con el asesino confeso -cuando fue increpado por los vecinos que se agolparon en los alrededores- para acudir con él al registro de su domicilio en Outeiro (Taragoña, Rianxo), donde se volvió a encontrar con su mujer, Rosario Rodríguez, que lo abandonó a su suerte al desmontarle la coartada cuando se vio a sí misma acusada de ser coautora del crimen de Diana Quer. Los agentes querían encontrar en la vivienda un teléfono móvil que inicialmente no tenían atribuido a José Enrique Abuín y que habrían identificado haciendo la misma ruta que la joven madrileña aquella fatídica noche de agosto. «El Chicle» también señaló qué vestimenta llevaba la noche de autos, y su mujer lo confirmó a los agentes.

Abuín, a la salida del registro practicado en su vivienda

-

EFE

Fue durante este registro cuando «El Chicle», según aseguraron a ABC fuentes de la investigación, manifestó que no violó a la chica pese a intentarlo, que la asfixió y, maniatada, la tiró al pozo de la nave donde fue encontrada. La veracidad de todos estos detalles deberán ser confirmados por la autopsia que esta tarde se le practicará en el Instituto Anatómico Forense de Galicia, en Santiago de Compostela.

Los agentes también se incautaron de un Alfa Romeo propiedad de «El Chicle» estacionado en la vivienda, bajo la firme convicción de que en ese coche se transportó a Diana hasta la fábrica de Asados. Se trata del mismo vehículo en el que Abuín intentó otro asalto a una joven en Boiro en la noche de Navidad, hechos que lo situaron de nuevo bajo el radar de los investigadores y reactivaron la investigación para una inminente conclusión.

El Alfa Romeo de «El Chicle», incautado por los agentes

-

EFE

Abuín fue, finalizada la entrada en su vivienda, devuelto a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Lonzas (La Coruña), idéntico destino para su mujer, aunque ella no está detenida, ya que firmó el sábado por la noche su puesta en libertad. Uno y otro pasarán el lunes a disposición judicial ante el juez del nº1 de Ribeira, el instructor del «caso Diana». El enigma sobre el paradero de la joven madrileña se resuelve trágicamente. Pero las incógnitas sobre los detalles del caso siguen sobre la mesa y tardarán en conocerse. .

abc.es »

Tags: #diana #chicle #agentes #hasta #noche #fábrica #nave

2017-12-31 20:43

diana chicle → Результатов: 6 / diana chicle - фото


"Si 'El Chicle' no llega a decir donde estaba Diana, no la hubiéramos encontrado nunca"

La Guardia Civil lo tiene claro: encontraron el cuerpo de Diana Quer porque su presunto asesino, José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', confesó dónde había tirado el cadáver. Así lo cuenta el capitán jefe de la unidad de la Policía Judicial de A Coruña, José Ángel Corral Segade en una entrevista concedida al periodista José Manuel Pan y publicada en La Voz de Galicia. huffingtonpost.es »

2018-01-04 18:38 / Noticias

El agua dulce del pozo facilitó la conservación del cuerpo de Diana Quer

El escondite que Abuín eligió para deshacerse de Diana Quer no fue casual. Es más, no se descarta una cierta premeditación teniendo presente que el Chicle conocía bien las características de la nave, sabía de su pozo interior e incluso pudo llegar a usar dos contrapesos para asegurarse de que el cuerpo de la muchacha no emergiese. abc.es »

2018-01-02 06:43 / Galicia

La autopsia determinará si 'el Chicle' maniató y arrojó a Diana Quer al pozo de una nave usada para el trapicheo de drogas

José Enrique Abuín Gey, conocido como Quique 'el Chicle', confesó a la Guardia Civil esta madrugada de 31 de diciembre que había arrojado a Diana Quer a un pozo de una fábrica de Asados (Rianxo) que llevaba cinco años abandonada y que, desde entonces, era un punto habitual para esconder alijos del trapicheo de droga. eleconomista.es »

2017-12-31 15:10